04 de agosto de 2018
04.08.2018

Sánchez asegura que no quiere abrir más vías judiciales contra la Generalitat

Acudirá con el Rey a Barcelona en el primer aniversario de los atentados - El Gobierno creará un mando operativo único para enfrentar la oleada migratoria

04.08.2018 | 01:45
Sánchez, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros.

Cataluña, la inmigración, la monarquía, el general Franco, las relaciones con el PP y las preguntas sobre un eventual adelanto electoral fueron los ejes de la rueda de prensa concedida ayer por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras el último Consejo de Ministros antes de las vacaciones. En su, hasta ahora, más larga comparecencia ante la prensa, Sánchez estableció un balance optimista de sus dos meses al frente del Gobierno, proclamó que se ha iniciado "un cambio de época" para "sacar a España de la parálisis y el letargo" y expresó su empeño en "blindar el Estado del bienestar".

El líder socialista anunció que tanto él como el Rey estarán presentes en Barcelona en los actos de homenaje a las víctimas de los atentados del 17 y el 18 de agosto del pasado año. Y lo harán con independencia de las amenazas de boicot de la Generalitat a la presencia del monarca. "No hay más cera que la que arde", concluyó. Sánchez enfatizó que España tiene un monarquía "renovada y ejemplar" en la persona de Felipe VI, lo que le obligó a responder con un escueto "también" al preguntársele si el reinado de Juan Carlos I no lo era.

Respecto al diálogo con la Generalitat, el presidente del Ejecutivo central insistió en una solución política y anunció que no abrirá ninguna vía judicial más, al mismo tiempo que se mostró consciente de que la crisis no se resolverá "ni en dos días ni en dos meses ni en dos años, porque viene de una década".

Menos de un día después de reunirse con el nuevo líder del PP, Pablo Casado, Sánchez enjuició su propuesta de recuperar el delito de convocatoria de referéndum ilegal recordando que las consultas del 9-N y el 1-O se celebraron bajo el mandato de Mariano Rajoy y los populares no tomaron esa iniciativa. "Les pido coherencia con lo que hacía su Gobierno y ahí me quedo", dijo.

Sobre la crisis migratoria, el presidente anunció la creación de un mando operativo único de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad para coordinar las actuaciones en las fronteras y en el Estrecho. Sánchez insistió en el carácter operativo "y no político" de ese mando, que recaerá en un general de la Guardia Civil, y resaltó que el auge de la inmigración ilegal "no es de ahora, aunque ahora empieza la política migratoria", sostuvo.

Preguntado por una posible fecha para sacar los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos, aseguró que la decisión ya "está tomada" y que se ejecutará "muy pronto, pero con todas las garantías". "Si hemos esperado 40 años, podemos esperar unos días o unas semanas más", añadió sin precisar fechas.

En cuanto a la un eventual adelanto electoral, aprovechando los buenos resultados que le augura a su formación el último sondeo del CIS, zanjó las especulaciones al afirmar: "No gobernamos a golpe de encuestas". En esta línea, aseguró que los datos confirman que su Gobierno representa "a la mayoría social".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook
 
Enlaces recomendados: Premios Cine