01 de septiembre de 2018
01.09.2018
La Opinión de A Coruña

El bufete que defenderá a Llarena, muy premiado, tiene perfil económico

Los abogados de Puigdemont tampoco asumen el error en la demanda contra el juez

01.09.2018 | 01:32
El bufete que defenderá a Llarena, muy premiado, tiene perfil económico

El bufete belga Liedekerke Wolters Waelbroeck Kirkpatrick, escogido por el Ministerio de Justicia para representar a España y al juez del Supremo Pablo Llarena en la demanda civil interpuesta contra éste en Bélgica, tiene un perfil económico y ha recibido varios premios por su labor.

Bajo la dirección técnica de la Abogacía del Estado, Liedekerke defenderá la soberanía e inmunidad jurisdiccional de la Justicia española ante los tribunales belgas, tras la demanda interpuesta por el expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont y cuatro de sus exconsejeros contra Llarena, instructor de la causa contra los rectores del procés.

Fundado en 1965 y con más de 130 letrados en su plantilla, Liedekerke se define en su página web como un bufete "flexible" y "multidisciplinar", que está "activo en cada sector de negocios". Ha recibido varios galardones en los últimos años, entre ellos el de mejor bufete de abogados de Bélgica en 2016 que concede la plataforma especializada Chambers and Partners.

Algunos trabajos recientes del bufete incluyen haber asesorado al productor de energía belga EDF Luminus en una denuncia contra Bélgica por incumplir la directiva europea sobre la imposición a productos de energía, así como asistir al fondo de inversiones inmobiliarias Befimmo en la compra de un gran edificio de oficinas situado en el aeropuerto de Bruselas.

Entre tanto, la defensa de Puigdemont en la demanda civil insistió ayer en que el cambio de las palabras atribuidas a Llarena en el texto inicial de la demanda -de las que podría inferirse una falta de imparcialidad en la investigación- no puede ser atribuido en ningún caso a una supuesta manipulación posterior a la traducción al castellano del citado documento procesal.

Según la documentación remitida por esta parte a Europa Press, el error -figura la expresión "oui, c'est ce qui s'est produit", que significa "sí, eso es lo que sucedió", cambiando así el significado de las palabras de Llarena: "Si es que esto ha sido así"- figuraba en la documentación remitida a la agencia de traductores.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook