04 de septiembre de 2018
04.09.2018
La Opinión de A Coruña

Sánchez rechaza "orientar" a la Fiscalía sobre los presos para que ERC le apoye

El Ejecutivo presentará los presupuestos a finales de noviembre pero, ante la dificultad de aprobarlos, Ábalos ha avisado: "No nos amarraremos al poder"

04.09.2018 | 01:19
Pedro Sánchez, flanqueado por la presidenta del PSOE Cristina Narbona (a la izquierda) y la vicesecretaria general Adriana Lastra (derecha), durante la reunión ayer de la ejecutiva federal del partido.

Pedro Sánchez no piensa "orientar" a la Fiscalía ni a la Abogacía del Estado de cara al juicio a los rectores del procés, previsto para otoño, porque eso significaría saltarse el principio de separación de poderes. El vicepresidente catalán y hombre fuerte de ERC, Pere Aragonès, supeditó ayer a ese "papel clave" de "orientación" que el Gobierno "puede jugar" en el proceso judicial su respaldo a los Presupuestos que Sánchez anunció que presentará "a finales de noviembre o principios de diciembre".

"No tiene mucho sentido que, por un lado, se le esté pidiendo a Esquerra Republicana de Catalunya -ERC- que vote las cuentas y, por otro, que se avale la prisión de su líder", dice Aragonés en una entrevista en El País, en la que razona que si Oriol Junqueras es un buen socio para los Presupuestos, no puede ser "un rebelde maligno que tiene que pasarse 30 años en prisión". En una entrevista en la SER, Sánchez le respondió que la Fiscalía tiene reconocida su autonomía en la Constitución y que el Ejecutivo debe respetarla.

Sobre la demanda de un referéndum pactado, ofreció la celebración de una consulta, pero para sancionar un nuevo Estatut que "fortalezca" el autogobierno catalán, "que es lo que mayoritariamente aglutina al conjunto de la sociedad catalana". "Un referéndum por el autogobierno, no por la autodeterminación", distinguió.

Sánchez se quedó solo defendiendo esta propuesta, de la que, además de los independentistas, se desvincularon completamente el Partido Popular -que exigió a Sánchez "poner orden" en Cataluña y le ofreció sus votos para aplicar de nuevo el 155- y Ciudadanos -que le acusó de estar proponiendo "otro estatuto inconstitucional"-.

Por su parte, la portavoz del Govern, Elsa Artadi, cree que el "consenso" en Cataluña es ya sobre el derecho de autodeterminación. El "debate" sobre el Estatut, añadió, es una "pantalla pasada, superada hace bastantes años".

La portavoz de ERC, Marta Vilalta, pidió a Sánchez que sea "valiente" y, en vez de proponer un "referéndum sobre el autogobierno", ponga sobre la mesa uno de autodeterminación, tal como "pide la ciudadanía de Cataluña".

La dirección de ERC se reunió ayer por la tarde para trazar su vía hacia la "república" con un plan a largo plazo que pasa por el "diálogo" con el Estado. Es la respuesta al plan para los próximos meses que hoy desvelará en una conferencia el presidente catalán, Joaquim Torra.

Tanto Aragonès como Vilalta dan por hecho que el discurso de Torra "representará al conjunto del Govern", pero ERC y Junts per Catalunya mantienen importantes diferencias sobre el modus operandi para alcanzar la independencia y sus choques mantendrán cerrado el Parlament este mes de septiembre.

Sánchez también habló ayer de Presupuestos. A la ejecutiva del PSOE le trasladó que cuenta con poder aprobarlos y agotar la legislatura, en 2020. Pero su número tres y ministro de Fomento, José Luis Ábalos, advirtió al finalizar la reunión que los socialistas no son como "la derecha" y no se "amarrarán al poder".

Ábalos reconoció que tener políticos presos "no ayuda" a aprobar las cuentas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook