11 de septiembre de 2018
11.09.2018
La Opinión de A Coruña

Un máster de la URJC pone en el punto de mira político a la ministra de Sanidad

Carmen Montón niega irregularidades en los estudios que cursó en la Universidad Rey Juan Carlos: "No todos somos iguales"

11.09.2018 | 01:09
Montón muestra su TFM.

La ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social Carmen Montón, se ha convertido en el tercer cargo político relevante envuelto en un Caso máster.

Tras la renuncia de la presidenta madrileña, Cristina Cifuentes, los apuros de Pablo Casado, todavía pendientes de una decisión judicial, Montó tuvo que salir ayer a defenderse de una información sobre presuntas irregularidades en el máster que sobre estudios de género en la Universidad Rey Juan Carlos -URJC-. La ministra niega cualquier anomalía y asegura que "no tiene nada que ver con otros desgraciados casos". "No todos somos iguales", afirmó en una comparecencia en la que trato de aclarar las informaciones sobre presuntas irregularidades publicadas por eldiario.es.

"No he cometido ninguna irregularidad" , sostuvo la titular de la cartera de Sanidad, quien asegura disponer de numerosa documentación que acredita que cursó el máster, que ha mostrado y remitido parte de ella a los medios de comunicación. "Tengo el título, el certificado académico de las notas, el trabajo final de máster, y más de treinta correos electrónicos que demuestran que lo he cursado en el curso 2010-2011", expuso la ministra. Montón matizó que existe un error en la fecha del título de certificación del expediente académico, en el que figura el año 2012 como el de finalización de los estudios, cuando debería ser 2011, por lo que ha pedido a la universidad que lo rectifique. Respecto a la escasa asistencia a clase en un curso que era presencial, Montón aseguró que la directora del máster, Laura Nuño, le manifestó que podría cursarse también a distancia. Su interés en la materia del máster respondía, según Montón, a que quería aprender sobre la materia de la que era portavoz en el Congreso.

Mientras que desde La Moncloa se defendía que las explicaciones de la ministra fueron "claras y transparentes", Ciudadanos, Podemos y el PDeCAT reclaman explicaciones en sede parlamentaria. "No voy a hacer lo que hicieron conmigo", afirmó el líder del Partido Popular, Pablo Casado, para no entrar en el caso de la ministra, aunque su partido criticó el "doble rasero" de los socialistas. La dirección del PSOE no se ha pronunciado aún sobre el asunto, aunque fuentes socialistas que reconocen que los precedentes de Cifuentes y Casado, son muy perjudiciales. Nuño ha defendido que no hubo "ninguna" irregularidad.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook