El pleno del Parlamento Europeo pedirá hoy la ilegalización de aquellas entidades que exalten o glorifiquen el fascismo y que afectará a la Fundación Nacional Francisco Franco.

La resolución está pactada por todos los grupos políticos del hemiciclo, incluidos populares y liberales, que reclamaron para sumarse al texto que no se hiciera mención a ninguna fundación concreta o episodio fascista nacional.

La Eurocámara mostrará de esta manera su preocupación ante el aumento de la violencia de carácter neofascista en la Unión Europea.