15 de noviembre de 2018
15.11.2018
Juzgados

'El Gordo' pide permiso al juez para hablar de los pagos al chófer de Bárcenas

Enrique García Castaño quiere declarar sin atenerse a la Ley de Secretos Oficiales

15.11.2018 | 18:13

El exjefe de la Unidad Central de Apoyo Operativo de la Policía (UCAO) Enrique García Castaño, conocido como El Gordo, ha pedido de nuevo permiso al juez del caso Villarejo, Diego de Egea, para poder declarar, sin atenerse a la Ley de Secretos Oficiales, sobre los supuestos pagos al chófer de Bárcenas para obtener información.

La defensa de García Castaño, que ejerce el despacho del exjuez Baltasar Garzón, ya pidió a De Egea el pasado 10 de octubre que le permitiera declarar en esta causa sin atenerse a la Ley de Secretos Oficiales para lo que solicitó que se pidiera autorización al Consejo de Ministros.

Esta nueva solicitud de este comisario de Policía imputado en esta causa por sus supuestos negocios con Villarejo "se presenta como consecuencia de las nuevas filtraciones relacionadas con supuestos pagos de fondos reservados a quien fuera chófer de Luís Bárcenas", según la nota de prensa emitida hoy por su defensa.

"La intención del Sr. García Castaño es, como viene reiterando en escritos anteriores, poder declarar sin las limitaciones impuestas por las leyes referidas, para de esa forma poder informar con todo detalle al órgano judicial de las condiciones en que se produjeron esos hechos y, con ello, poder acreditar su absoluta falta de responsabilidad penal".

El abogado de García Castaño señala que, según informaciones en medios de comunicación, De Egea ya ha acordado hacer esa solicitud al Consejo de Ministros, si bien su defensa "no ha recibido ninguna notificación al respecto, por lo que continúa en situación de indefensión hasta que no se le permita declarar sin la prohibición de la normativa de secretos oficiales y gastos reservados".

Recientemente, y con el objeto de poder interrogarle, la Fiscalía Anticorrupción pidió al juez en las piezas Land y Iron del caso Villarejo para poder citarle a declarar en ese contexto, al no afectar en estos casos su declaración a la revelación de secretos de Estado, según informaron a Efe fuentes jurídicas.

La primera vez que García Castaño, considerado mano derecha del excomisario José Villarejo, hizo esta petición al juez lo hizo para, según su defensa, poder "declarar libremente" "en relación a la estructura, organización, medios, fuentes y procedimientos operativos de la UCAO y su participación en operaciones de terrorismo, narcotráfico o corrupción" y sobre el uso de fondos reservados.

Según las informaciones publicadas en las últimas semanas, el Ministerio del Interior durante el Gobierno del PP pagó, a través de Villarejo, con fondos reservados al chófer del extesorero del PP Luis Bárcenas para acceder a información que supuestamente tenía en su poder sobre el PP y algunos de sus dirigentes.

García Castaño fue detenido el pasado 11 de julio en el marco de esta causa y quedó posteriormente en libertad, y, según su defensa, su arresto fue un acto "desproporcionado por parte de la Fiscalía" pues, "de forma unilateral" y sin contar con el apoyo del juez, "emitió un decreto de detención durante el registro de su domicilio".

Todo ello, prosigue la nota, "pese a no existir ningún indicio contra el mismo diferente a los que hubiera el 28 de mayo, fecha en la que se presentó voluntariamente y personalmente ante De Egea "para colaborar y facilitar las labores judiciales y fiscales de investigación".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook