30 de noviembre de 2018
30.11.2018
Tráfico

Arrancan las limitaciones de tráfico de 'Madrid Central'

La medida se inicia con una primera fase en la que no habrá multas ni controles de acceso

30.11.2018 | 10:35
Señal central Madrid

Desde esta medianoche está en vigor Madrid Central, un área de 472 hectáreas por la que solo pueden circular los residentes, sus invitados (un máximo de 20 al mes), los coches con etiqueta Cero Emisiones y Eco y los vehículos B y C que acudan a un aparcamiento público, además de suministros y prestadores de servicios, entre otros.

El  de Tribunal Superior Justicia de Madrid descartó ayer, jueves, un recurso de Automovilistas Europeos que pedía la suspensión cautelarísima de Madrid Central, por lo que finalmente la medida estrella de Manuela Carmena ha arrancado según lo previsto, aunque deberá superar los recursos interpuestos por el grupo municipal del PP y por el Gobierno autonómico de Ángel Garrido, que el TSJM tratará la semana próxima.

En una resolución adoptada este jueves, el TSJM rechaza la pretensión de Automovilistas Europeos, pero no anticipa en modo alguno ni prejuzga ni es antecedente de otras resoluciones que pudieran dictarse en otros procedimientos y en los que se utilizan argumentos distintos a los esgrimidos en la solicitud, según han indicado fuentes del Tribunal Superior.

A este área de bajas emisiones y prioridad residencial, cuyo perímetro está señalizado con una doble línea roja además de con señales verticales, se han opuesto frontalmente el Gobierno autonómico, el PP, Ciudadanos, comerciantes o empresarios, mientras que el PSOE-M ha dado un giro al pedir el retraso de una medida cuya demora había criticado el grupo municipal socialista.

Madrid Central arranca en periodo informativo y de pruebas, con una primera fase en la que no habrá multas ni controles de acceso, sino controles aleatorios por parte de agentes que informarán de los criterios de circulación.

En un segundo período, durante enero y febrero, funcionarán ya las comprobaciones automáticas -cámaras y cruces de matrículas- y el Ayuntamiento comunicará con cartas los incumplimientos, pero las sanciones económicas -de 90 euros o 45 con pronto pago- no llegarán hasta el mes de marzo.

También se retrasarán los paneles informativos que indicarán el grado de la ocupación de los aparcamientos, aunque el Ejecutivo de Ahora Madrid subraya que los vehículos de no residentes con matrículas B y C lo tendrán más fácil aparcar que con las áreas de prioridad residencial que funcionaban hasta ahora, pues la oferta es de 9.000 plazas en todo Madrid Central.

A día de hoy no es obligatorio portar los distintivos ambientales de la Dirección General de Tráfico (DGT) que orientan las diferentes limitaciones, como sí ocurrirá a partir del 24 de abril, aunque el Consistorio recomienda llevarlos ya sobre el parabrisas. En todo caso el Ayuntamiento de Madrid comprueba de forma automática -cruzando matrículas- y no con las pegatinas si un vehículo puede acceder.

Para el Gobierno de Manuela Carmena hoy se vive un día histórico. "Es un momento que califico de histórico porque Madrid Central es una medida que pone la salud en el centro de las políticas públicas", aseguró ayer la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés.

Manuela Carmena presenta el arranque de su zona de bajas emisiones con un paseo por Gran Vía desde Callao hasta la plaza de Pedro Zerolo en el que le acompañarán la delegada de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, el titular de Desarrollo Urbano Sostenible, José Manuel Calvo y el responsable de Economía y Hacienda y del distrito Centro, Jorge García Castaño.

El Ayuntamiento ha instalado ya las cámaras que vigilarán el perímetro. La Policía Municipal cuenta con un dispositivo de control aleatorio y de información coordinado con las actuaciones por la navidad y este viernes informadores a pie y un autobús aclararán a los madrileños sus dudas y repartirán 6.000 folletos. La institución evaluará de forma continuada si esta medida permite reducir en un 40 % las emisiones contaminantes y mejorar así la salud de la ciudadanía, como está previsto.

Situación actual

Las calles que conforman el perímetro de Madrid Central registran a esta hora un tráfico intenso, como todas las mañanas, pero sin grandes aglomeraciones, en el primer día de las restricciones de tráfico para circular por el centro de la ciudad. Entre las zonas en las que Efe ha podido constatar la incidencia de la medida, la más concurrida ha sido el eje conformado por las calles de Alberto Aguilera, Carranza, Sagasta y Génova que, frecuentemente, es uno de los más congestionados de la capital.

Con más tranquilidad discurría el tráfico en la calle de Princesa, en la plaza de España o en la cuesta de San Vicente, sin que hubiera una presencia policial fuera de lo común en ninguno de estos puntos. Completan el perímetro de Madrid Central los paseos de Recoletos y del Prado, las rondas de Atocha, Valencia, Toledo y Segovia, la cuesta de la Vega y las calles de Mayor y Bailén.

"Todo fluye"

La alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, asegura que en las primeras horas "todo va fluyendo como se esperaba". Además, ha concretado que hay menos tráfico privado. Carmena ha dicho dicho que en los colegios ha habido la "normalidad" que esperaban y que los padres que han optado por llevar a sus hijos en coche lo han podido hacer con las autorizaciones.

Sobre las multas, ha aclarado que no van a llegar "nunca antes de los últimos días de febrero o primeros de marzo". "Hasta que esté todo bien sestado", ha indicado Carmena, quien ha subrayado que este Puente de la Constitución es "una ocasión buenísima para venir a Madrid, para ver lo bonito que ha quedado la Gran Vía y que se va a poder entrar en el centro de Madrid mejor que nunca". "No va a haber los atascos de otras veces", ha asegurado. Asimismo, ha indicado que hoy empieza un proceso "que va encaminado a cumplir con la Comisión Europea" en el sentido, además, de que lo que está en juego es "la salud".

Sobre los recursos pendientes en los tribunales, Carmena ha asegurado que están "dispuestos a cumplir siempre las resoluciones" que les digan los jueces aunque entiende que "no es buen camino acudir a los tribunales cuando hay diferencias de criterio" entre los distintos grupos políticos. "Creemos que se han aplicado las normas de la manera correcta, y aquí lo que está detrás son las divergencias políticas, que deben tratarse con el diálogo o el intercambio de ideas", entiende. "Pero se ha optado por ir a los tribunales y estamos dispuestos a cumplir lo que nos digan", ha reiterado.

En cuanto a la plataforma que ha nacido como los "afectados" por Madrid Central, Carmena ha indicado que están "dispuestos a hablar con todo el mundo" y que en la comisión de seguimiento, que empieza este mismo viernes, están "deseando" que les "digan todas las sugerencias". De hecho, ha recordado que hay una web con todas las preguntas y respuestas que se les ha podido ocurrir pero que es "abierta" y habrá "novedades". "Tenemos que ser muy receptivos y estar atentos a lo que diga la ciudadanía y corregir lo que hay que mejorar", ha añadido la alcaldesa de Madrid, que ha admitido que Madrid Central "no es un proceso que se puede hacer solos".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook