30 de noviembre de 2018
30.11.2018
Sito Miñanco

El fiscal mantiene petición de seis años para Sito Miñanco

Su abogado responde que el fiscal basa su acusación instalado en un "relato televisivo"

30.11.2018 | 19:26
Sito Miñanco en una sesión anterior del juicio.

El fiscal especializado en delitos económicos de Pontevedra, Jesús Calles, mantuvo este viernes su petición de seis años de prisión para José Ramón Prado Bugallo, "Sito Miñanco", por blanqueo de capitales procedentes del narcotráfico. También mantuvo esta misma petición de condena para la ex mujer, la hija mayor, la excuñada y un supuesto colaborador de Prado Bugallo, acusados de ser testaferros del narcotraficante a través, principalmente, de la inmobiliaria San Saturnino.

El fiscal tan solo realizó en su escrito de conclusiones definitivas pequeñas modificaciones de carácter económico en su mayor parte y que no afectan sustancialmente a su petición de condena y esta mañana ha expuesto al tribunal su informe, en el que considera probado que Miñanco blanqueó fondos procedentes del tráfico de drogas a través de esta inmobiliaria y el resto de los acusados. Las defensas discrepan con esta postura y solicitaron la libre absolución.

El fiscal recordó que Prado Bugallo fue condenado en dos ocasiones por tráfico de estupefacientes, en 1992 y 1994 (en el primer caso por una detención de 1991) pero cree que hay indicios para afirmar que "esta no era la primera vez" que se dedicaba a la introducción de estupefacientes en España. Recordó todo el proceso de reconversión de los contrabandistas gallegos del tabaco, como Miñanco, hacia la introducción de droga a mediados de los años ochenta y explicó que tanto los contactos necesarios como la envergadura de las dos operaciones por las que cayó Prado Bugallo, indicaban que ya antes de estas detenciones tenía que haberse dedicado al tráfico de estupefacientes.

El abogado de Prado Bugallo, Gonzalo Boye, insistió en que practicada la prueba en el juicio no constan fuentes de financianciación ni en la inmobiliaria ni en las adquisiciones realizadas por el resto de acusados procedentes de Sito Miñanco. Acusó al fiscal de "instalarse en el relato televisivo" sobre su cliente, en una "realidad paralela" que no se corresponde con la realidad que han desvelado las pruebas practicadas en la vista oral, persiguiendo una condena a toda costa. Boye ironizó diciendo "es Sito Miñanco, hay que condenarlo, porque si no no podremos estrenar ni el libro ni la teleserie".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook