08 de diciembre de 2018
08.12.2018

El Gobierno se centra en el Presupuesto en su intento de prolongar la legislatura

La portavoz del Ejecutivo insta al Partido Popular y Ciudadanos a evitar que Andalucía se convierta en la "cuna de la ultraderecha" en España

08.12.2018 | 01:59
La portavoz del Gobierno, Isabel Celaá.

El Gobierno centra en los Presupuestos Generales su acción política para las próximas semanas y trabaja sin la perspectiva de un adelanto electoral, según manifestó ayer la portavoz del Ejecutivo, Isabel Celáa. El Consejo de Ministros aprobó ayer los objetivos de estabilidad presupuestaria para 2019, paso previo a la presentación de las cuentas para el próximo ejercicio, a la que el que el Ejecutivo prevé dar luz verde a mediados de enero.

La decisión de presentar el proyecto presupuestario es firme, según Celaá.

"No todo está perdido"

Consciente de que parece imposible aprobar los nuevos objetivos presupuestarios, entre ellos la senda de déficit, la ministra asegura que su presentación por segunda vez ante las Cortes es un mero trámite. "No será nada fácil, pero negociaremos con los grupos parlamentarios una vez que se presente el proyecto de ley en el Congreso porque no todo está perdido", afirmaba la portavoz. El Ejecutivo trabaja "como si fuera a agotar la legislatura", según fuentes de Moncloa citadas ayer por Efe.

En las tres reuniones semanales que restan hasta que acabe el año, el Gobierno tiene previsto aprobar decisiones de relevancia como el decreto que aumentará a 900 euros el salario mínimo interprofesional para que esté en vigor el próximo 1 de enero.

Esa era un de las medidas incluidas en el proyecto del presupuesto, pero la imposibilidad de sacarlo adelante al no contar con los votos nacionalistas obligó a un cambio de estrategia para desgajar de las cuentas pactadas con Podemos algunas de las iniciativas de mayor calado. De esa manera pretendía eludir el bloqueo y disponer de algo que mostrar en su balance de cara a una hipotéticas elecciones.

Cordón sanitario

Cuando el Presupuesto parecía ya abandonado, la debacle socialistas en las elecciones andaluzas obligó al Gobierno a cambiar de planes y Sánchez reactivó los Presupuestos. La portavoz instó ayer al Partido Popular y a Ciudadanos a impedir que Andalucía se convierta en "cuna de la ultraderecha" en España y a establecer un "cordón sanitario" en torno a Vox. Celaá sostiene que el "claro vencedor" de los comicios es el PSOE, por lo que Susana Díaz está "legitimada para defender la Presidencia" y considera "difícil de entender" y sorprendente "que PP o C's se arroguen el derecho a gobernar la Junta".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook