Un juzgado de Madrid investigará a Baltasar Garzón por una posible prevaricación al admitir a trámite las denuncias que dieron lugar al caso Gürtel.

El titular del Juzgado de Instrucción número 50 de Madrid Esteban Vega, admitió a trámite la querella presentada por el número dos de la Gürtel Pablo Crespo, al sostener que los hechos "presentan características que hacen presumir la posible existencia" de un delito de prevaricación. El auto alude a la información que publicó moncloa.com según la cual en una comida celebrada en octubre 2009 Villarejo, investigado en la Audiencia Nacional por usar información policial para trabajos privados, afirmó que un día antes de que Garzón admitiera a trámite la causa se reunió con el exjuez de la Audiencia Nacional y con otros policías para "preparar la Gürtel". En la querella, el abogado de Crespo, condenado a más de 50 años por las distintas piezas de la Gürtel, pide la declaración de Villarejo, para quien además solicita especial protección en la cárcel de Estremera, donde está ingresado.

Fue el 6 de agosto de 2008, cuando el juez se quedó con el caso tras la denuncia presentada por la Fiscalía dos días antes, al entender que tenía conexión con otra causa que ya investigaba Garzón, la del BBVA-Privanza, en la que figuraba como investigado el abogado Luis de Miguel, considerado el arquitecto financiero de la Gürtel.

El PP ha presentó ayer ante la Sección Segunda de la Sala de lo Penal un incidente de recusación contra el juez Fernando Andreu en el caso Gürtel al considerar que carece de la suficiente imparcialidad para juzgar la causa dada a su vinculación con PSOE, partido que, a su juicio, tiene un "interés" en que su "adversario político" sea condenado en este caso de corrupción.