El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, amenaza con romper el apoyo a las políticas que el Gobierno prevé aprobar por la vía del decreto ley si no se incluyen medidas que limiten el crecimiento de los precios del alquiler, algo que el Ejecutivo no recogió en el último paquete de medidas aprobado en materia de vivienda, pese a estar pactado entre ambas formaciones políticas.

Iglesias apuntó este fin de semana en una serie de tuits que la ministra de Economía y Empresa, Nadia Calviño, podría haberse situado en contra de las medidas que han quedado en el tintero por "presiones de fondos buitre, los mismos a los que Iglesias culpa del "brutal" encarecimiento de los alquileres.

"Al Gobierno le resultará muy difícil justificar que los intereses de los fondos buitre se pongan por delante del derecho a la vivienda, recogido en el artículo 47 de la Constitución", advierte Iglesias.

También en Twitter, Irene Montero, manifestó que "parece que el Gobierno ha cedido a las amenazas de los fondos buitre. Montero aprovechó así la repercusión mediática que el viernes tuvo la condena a la exalcaldesa de Madrid Ana Botella y a seis de sus concejales.