13 de enero de 2019
13.01.2019

Una tesis concluye que el soberanismo se nutre de ver a España como enemigo

La obra de Lucas Álvarez Canga profundiza en la evolución del nacionalismo catalán

13.01.2019 | 01:16

"El enemigo no es una figura analizada en los estudios sobre nacionalismo, pero cumple un papel necesario. En el nacionalismo catalán siempre aparece señalado un enemigo: bien sea Castilla, bien sea el Estado español, bien sea España". Con esta argumentación comenzó recientemente el filósofo Lucas Álvarez Canga la defensa de su tesis El concepto de enemigo en el nacionalismo catalán, una investigación dirigida por Armando Menéndez Viso que obtuvo el aval del tribunal -formado por Concha Roldán, José Antonio Méndez y Jesús de Garay-, que valoró su "valentía" y la calificó con una nota de sobresaliente cum laude.

En el trabajo, el ya doctor profundiza en la evolución del nacionalismo catalán y en el progresivo incremento de la identificación de España como su antagonista. "El nacionalismo catalán no siempre defendió un estado propio: antes optó por el regionalismo y el federalismo. La solución pasaba por la renovación del Estado. Pero cuando el enemigo es el propio Estado, la solución es la independencia", explicó Álvarez Canga, que se remontó a la génesis misma del catalanismo en el año 1833 (año de la publicación de la obra Oda a la Patria de Buenaventura Carlos Aribau) para trazar la evolución hacia el nacionalismo político y, en su última fase, el independentismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook