08 de febrero de 2019
08.02.2019
La Opinión de A Coruña

Felipe González niega la necesidad de un relator para negociar el conflicto catalán

La presidenta del PSOE, Cristina Narbona, y la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, defienden la propuesta del Gobierno

08.02.2019 | 01:14
Felipe González.

El diálogo político sobre el conflicto catalán "no necesita un relator", afirmó ayer el expresidente Felipe González, una de las figuras históricas del socialismo que se suma a la controversia interna sobre la última iniciativa del Gobierno. Frente a quienes critican la figura, la presidenta del partido, Cristina Narbona, y la ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, defienden la propuesta.

"¿Para qué necesitamos un notario que certifique lo que se dice o que los convoque cuando en el Parlamento sobran los notarios, los asesores jurídicos, la gente que toma nota?", se pregunta el expresidente del Gobierno en unas declaraciones difundidas por su fundación. "No necesitamos relatores", afirma González. A su juicio, Sánchez debe aclarar "el perímetro del diálogo" sobre Cataluña, que "tiene que ser el de la Constitución, el Estatuto de autonomía y el ordenamiento jurídico". En cambio ahora, con el relator, "hemos entrado en un terreno de confusión que me preocupa".

Frente a esa posición, la presidenta del PSOE, Cristina Narbona, defiende que el Gobierno "no ha pasado ninguna línea roja" en el diálogo con los independentistas catalanes. La figura de un relator "neutral" no va "en absoluto" contra el marco constitucional, añade. Narbona reprocha al presidente de Castilla-La Mancha, el también socialista Emiliano García-Page, que "especule con algo que no está sucediendo" porque "no se le están dando alas al independentismo en todo aquello que no está contemplado ni en el derecho internacional ni en la Constitución española".

La ministra de Sanidad, María Luisa Carcedo, considera que las acusaciones contra Sánchez con las que Casado calienta la manifestación del domingo son "muy salidas de tono", al tiempo que pide a la derecha que sea responsable y que se lea la Constitución antes de tomar partido.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook