13 de febrero de 2019
13.02.2019
Ante unos posibles comicios generales

El independentismo mantiene un rechazo a los presupuestos que acerca a las urnas

La ministra Montero advierte, en un pleno muy bronco, de que si el proyecto del Gobierno depende de "aceptar la autodeterminación, no habrá presupuestos"

13.02.2019 | 01:05

El soberanismo mantiene su rechazo a los Presupuestos del Gobierno, que hoy podrían quedar tumbados en su primer paso parlamentario, lo que abre la puerta a la convocatoria de elecciones anticipadas. En una tensa sesión la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, reprochó a ERC y PDeCAT que en la votación de hoy se unan "al bloque que pide el 155 sine die". Los independentistas culpan al Ejecutivo del previsible fracaso presupuestario por no aceptar una negociación sin condiciones sobre el conflicto catalán.

Tras un debate parlamentario muy tenso y en el que ya se atisban aires preelectorales, Montero terminó por asumir que el proyecto presupuestario de 2019 caerá hoy en la votación de las seis enmiendas a la totalidad presentadas por PP, Ciudadanos, ERC, PDeCAT, Foro Asturias y Coalición Canaria. De todas ellas, las que de verdad inquietan al Ejecutivo las de los soberanistas, que de mantenerse en la votación conjunta prosperarían y devolverían las cuentas al Ejecutivo, que carece de la posibilidad de presentarlas de nuevo.

La ministra lamentó la coincidencia del pleno de los presupuestos con el inicio del juicio por la intentona soberanista, una circunstancia que distorsiona el debate al centrar la exigencias de ERC y PDeCAT en asuntos ajenos a las cuentas. "Si la tramitación de los Presupuestos Generales depende del derecho de autodeterminación de Cataluña, les adelanto que no habrá presupuestos", zanjó la ministra. Montero, que fue áspera en las réplicas al líder del PP, Pablo Casado, a quien dijo que "el milagro económico del PP está en la cárcel", en alusión al exministro Rato.

Los soberanistas apenas entraron en la valoración de las cuentas para insistir en sus exigencias sobre la situación catalana. Joan Tardá, portavoz de ERC, manifestó que "es tan legítimo poner encima de la mesa la autodeterminación como la autonomía". Tardá cerraba toda posibilidad de cambiar de posición al sentenciar al término del debate: "empieza la campaña electoral". Para el representante del PDeCAT, Ferran Bel, existe todavía un margen mínimo para cambiar de posición. El Gobierno "tiene tiempo de rectificar" antes de la votación de hoy para "volver al jueves y aceptar que podamos hablar de todo", comentó.

Para el PP y Ciudadanos, sin embargo, hoy será el comienzo del fin de la legislatura. "Este Gobierno da las últimas bocanadas , agoniza ya entre estertores", diagnosticó el líder popular, Pablo Casado. El PP anunció que no apoyará ninguno de los decretos que el Ejecutivo intente sacar adelante a partir de ahora, lo que reduce el margen de maniobra del presidente si decidiera seguir adelante algunos meses más en el Gobierno pese al rechazo de los Presupuestos para este año. Dirigiéndose a Pedro Sánchez, el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, también dejó constancia de que algo se acaba al señalar que "si no logra sacar los presupuestos, se convertirán en su testamento político".

Podemos y PNV coincidieron ayer en instar al Gobierno a resistir y pelear las cuentas hasta el último momento. La diputada Marta Sibina, del grupo Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea anunció ayer que romperá la disciplina de voto de su partido, y que votará que no a los presupuestos. Lo hace, según explicó, porque considera que no puede apoyar a un Gobierno que, con sus decisiones, provoca que no se salven vidas en el Mediterráneo, en referencia a la labor que realizan asociaciones como Open Arms y al bloqueo que sufrió esta entidad por parte del Gobierno de España.

En manos de Sánchez está, si hoy se consuma la derrota parlamentaria, la convocatoria de elecciones. Ante la posibilidad de que hubiera un llamamiento a las urnas en abril, y pese a su exigencia de comicios inmediatos, el PP se mostraba ayer favorable a que las generales se celebren el 26 de mayo, junto con las europeas, regionales y municipales. Para los populares sería un "despilfarro económico" dos procesos electorales con apenas cuarenta días de diferencia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook