Unas 200.000 personas, según la Guardia Urbana de Barcelona, participaron ayer en la primera gran movilización en Barcelona contra el juicio del procés, secundada por JxCat-PDeCAT, ERC, CUP y comunes bajo el lema La autodeterminación no es delito, que figuraba en la pancarta de la cabecera.

Si bien la Guardia Urbana cifró en 200.000 personas las que secundaron la movilización, las entidades organizadoras, ANC y Òmnium Cultural, elevaron la cifra a 500.000 manifestantes.

Los participantes en la manifestación exhibieron lazos amarillos, "estelades" y carteles, algunos en inglés, con lemas como Nos juzgan a todos o Libertad presos políticos, además de alzar carteles con los rostros de los imputados en el juicio del procés, que arrancó el pasado día 12 en el Tribunal Supremo.

También se escucharon entre los manifestantes gritos como "independencia" y proclamas a favor de la "unidad" del soberanismo.