Un amplio grupo de partidos de la oposición acusó ayer al presidente del Gobierno Pedro Sánchez, de hacer campaña electoral mediante decretos en las últimas semanas antes de las elecciones del 28-A. Las críticas arreciaron al conocerse que el Ejecutivo prepara una oferta pública de empleo para 2019. Este viernes el Gobierno aprobará un decreto para favorecer la igualdad laboral entre hombres y mujeres, si bien ha descartado dar luz verde a reformas laborales o de pensiones sin consenso de los agentes sociales y el apoyo de una mayoría parlamentaria.

PP, Ciudadanos, PNV y PDECat criticaron abiertamente que Sánchez pretenda seguir gobernando a través de "decretazos" mientras está en precampaña electoral, y sus hasta ahora socios de Unidos Podemos advirtieron de que solo apoyarán las medidas que supongan una mejora para "la vida de la gente", pero se opondrán a las que consideren que son "una pantomima".

En su reunión de ayer, entre tanto, la Mesa del Congreso, en la que tienen mayoría PP y Ciudadanos, desbloqueó la tramitación de 17 iniciativas legislativas de la oposición, cuando queda menos de una semana para que la Cámara se disuelva. El PSOE y el PDeCAT coincidieron en tachar de "broma" e incluso de "escándalo" la decisión. "Es la traca final", afirmó la portavoz socialista Adriana Lastra.