16 de marzo de 2019
16.03.2019

El Gobierno anuncia que trasladará los restos de Franco a El Pardo el 10 de junio

El Supremo frustrará la operación si toma las medidas cautelares que pide la familia - No es probable que en esa fecha haya nuevo Ejecutivo

16.03.2019 | 01:52
Calvo, en la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros.

El Gobierno no esperará a que el Tribunal Supremo decida si toma o no medidas cautelares para impedir, como desea la familia Franco, la exhumación de los restos del dictador del Valle de los Caídos.

La vicepresidenta Carmen Calvo, anunció ayer que el traslado se llevará a cabo el 10 de junio y que la subsiguiente inhumación se realizará en el cementerio de Mingorrubio, en El Pardo. El cementerio elegido está gestionado por el Ayuntamiento de Madrid, pero Patrimonio Nacional tiene la propiedad de la cripta donde reposan los restos de la esposa del dictador Carmen Polo, desde el 7 de febrero de 1988. El plan es que, junto a su tumba, se abra una gemela para acoger los restos de Franco. En Mingorrubio ya están enterrados protagonistas de la dictadura, como los expresidentes del Gobierno Arias Navarro y Carrero Blanco.

Únicamente frustraría estos planes que el Supremo decidiera suspender cautelarmente el traslado en tanto resuelve el recurso de los herederos. Si el alto tribunal permite que el proceso continúe, el traslado llegará casi un año después de que Pedro Sánchez se comprometiera a acometerlo en una nueva legislatura, aunque se ignora si para entonces se habrá formado ya el nuevo Gobierno que surja de las elecciones del 28-A o si el actual seguirá en funciones. Los plazos hacen pensar que será difícil, porque las Cortes se constituyen el 21 de mayo, después tienen que pasar las municipales, autonómicas y europeas del 26 de mayo y no se espera que sea hasta días después cuando el Congreso celebre la investidura del presidente. El Ejecutivo defendió la fecha elegida precisamente por ser posterior a las dos convocatorias electorales. Y Calvo advirtió que, gobierne quien gobierne, deberá cumplir la ley vigente y ejecutar la exhumación. "Esta decisión la tiene que cumplir cualquier Gobierno mientras sea legal" y solo podrá dejar de hacerlo si se modifica la norma vigente, insistió

Calvo explicó que la exhumación será un acto privado para respetar la intimidad de la familia, que podrá estar presente tanto en aquélla como en el entierro de El Pardo. Y privado, recalcó, quiere decir sin imágenes, ni comunicación ni convocatoria pública del traslado de los restos.

El número dos del PP Teodoro García Egea, reaccionó afirmó que "afortunadamente para el empleo, para el progreso, para España y para todos, el 10 de junio no estarán en el Gobierno". Vox cree que "el Gobierno no se atreverá a profanar una sepultura" y el líder de Podemos Pablo Iglesias, reprochó al Ejecutivo la "tomadura de pelo" de su "enésimo" anuncio sobre la exhumación de Franco y le acusó de electoralismo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook