20 de marzo de 2019
20.03.2019
La Opinión de A Coruña

El president Torra desafía a la Junta Electoral y se resiste a retirar los lazos amarillos

El jefe del Govern catalán se expone a una inhabilitación y los Mossos tendrán que quitar los símbolos de apoyo a los presos si lo ordena la JEC

20.03.2019 | 01:01
El president Torra desafía a la Junta Electoral y se resiste a retirar los lazos amarillos

El president Torra desafió ayer la orden de la Junta Electoral Central (JEC) de que retire los lazos amarillos y las esteladas que ahora cubren la fachadas de edificios institucionales y mantuvo los símbolos tras vencer el último plazo para quitarlos. La JEC rechazó ampliar el plazo para la retirada de esos elementos pese a la solicitud del jefe del Govern de una "suspensión del plazo". La Junta tendrá que decidir ahora si actúa contra Torra, poniendo los hechos en conocimiento de la Fiscalía o imponiéndole una sanción, y si ordena la retirada de esos símbolos de apoyo a los líderes soberanistas encarcelados, lo que tendrían que llevar a cabo los Mossos.

Al vencer el plazo dado por la JEC para que procediera a la retirada, Torra decidió pedir un informe a los servicios jurídicos de la Generalitat y anunció que seguirá las recomendaciones que proporcione el Síndic de Greuges (Defensor del Pueblo en Cataluña).

El president de la Generalitat, que dio libertad a sus consejeros para obrar con arreglo a su propio criterio sobre los elementos de las fachadas de sus consejería, alega la "imposibilidad" de ejecutar la orden por el alto número de edificios públicos que gestiona la administración catalana y concluye que se trata de edificios en los que el presidente de la Generalitat "difícilmente puede ordenar el cumplimiento del requerimiento". Uno de los lazos está en la propia fachada del Palau de la Generalitat, tal y como deja constancia el informe elaborado ayer por la Delegación del Gobierno a petición de la JEC.

Respuesta

La Junta respondió, apenas una hora después de haber recibido el escrito del president, a la petición de Torra que "no ha lugar suspender el plazo concedido", que expiraba a la seis de la tarde de ayer. Ese período era un prórroga de las 48 horas que la Junta concedió al jefe del Govern la semana pasada para que procediese a la retirada de los lazos. La JEC le reprocha en su escrito que en todo ese tiempo el president ni siquiera aporta, como se comprometió, una relación de los edificios con símbolos en sus fachadas ni demuestra "la imposibilidad de ejercer sobre ellos aquello que le fue ordenado".

La Delegación del Gobierno en Cataluña remitió en la tarde de ayer a la Junta Electoral un escrito en el que detalla que una docena de edificios del Govern muestran todavía lazos amarillos. La JEC tendrá que decidir ahora si remite a la Fiscalía la postura desafiante de Torra, lo que podría dar lugar a su procesamiento por desobediencia y concluir incluso con su inhabilitación para el ejercicio de cargo público.

La propia Junta podría ordenar de forma directa la retirada de lazos amarillos y esteladas, lo que tendrían que llevar a cabo los Mossos.

El PP y Ciudadanos pidieron ayer que el Estado actúe contra la CUP y su organización juvenil, Arran, tras los ataques contra sus sedes de Barcelona, que amanecieron cubiertas de pintadas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook