03 de abril de 2019
03.04.2019
La Opinión de A Coruña
La causa contra el soberanismo | Jornada 25

Más clavos en el ataúd de los Mossos d'Esquadra

El comisario Quintela desvela que el 1-O los agentes catalanes informaron 271 veces de las posiciones de la Policía Nacional

02.04.2019 | 23:42
Seis de los acusados, durante la sesión de ayer en el Supremo.

El principal testigo de la 25ª. jornada del juicio del procés, el comisario Juan Manuel Quintela, jefe de la Brigada Provincial de Información de la Policía en Cataluña, puso ayer un nuevo clavo en el ataúd de los Mossos d'Esquadra, cuyo prestigio decrece a medida que la vista oral, aunque con lentitud exasperante, avanza.

Quintela abundó en acusaciones ya oídas en jornadas precedentes: "pasividad" e "inacción" que instauraron una "creciente desconfianza" hacia los policías catalanes. Pero lo que más daño hizo es que pudo justificarlas con un dato escalofriante.

El 1-O, los Mossos tenían la "instrucción" de sus superiores de vigilar los movimientos de la Policía y la Guardia Civil. Ya se sabía. Lo que hasta ayer no se sabía es que informaron hasta en 271 ocasiones de la posición de las unidades de la Policía Nacional. Y eso sin salir de Barcelona. Pero aún dijo más: utilizaron coches oficiales para dirigirse a los colegios electorales y prevenir a los votantes de la llegada de los agentes.

Después quiso echarles un capote, quizá ya un poco tarde: "Creo que en los Mossos hay muchos compañeros que hubieran deseado colaborar con nosotros, pero la verdad es ésta".

La otra idea que el testigo remachó como un clavo es que la resistencia en los colegios estaba "perfectamente organizada". La describió por capas: "Había una masa formando las primeras barreras, después la gente que apoyaba esa muralla y otra que, desde dentro, ejercía una resistencia que nuestros efectivos, cuando lograban penetrar en el colegio, tenían que vencer. Eso fue así en la mayor parte de los centros. La mayor resistencia era para entrar y, sobre todo, a la hora de salir con el material".

De muestra, un botón. Quintela „que está imputado en un juzgado de Barcelona por los "excesos" policiales del 1-O„ se desquitó revelando que Roger Español, el votante que perdió la visión de un ojo por el disparo de una pelota de goma en la escuela Ramón Llull, "estuvo en primera fila" en los ataques contra los agentes en ese punto de votación y la Policía tiene documentadas "cinco agresiones directas" suyas "a funcionarios policiales" .

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook