El Parlamento Vasco aprobó ayer con los votos del PNV y el PSE el reconocimiento a las víctimas de abusos policiales cometidos entre 1978 y 1999. El debate se desarrolló en medio de una gran bronca después de que Julen Arzuaga, de EH, comparase a los policías que lo increparon con "los nazis que protestan por el juicio de Nuremberg".