La excoordinadora general del PDeCAT Marta Pascal abre la puerta a crear un nuevo partido que no esté subordinado a Carles Puigdemont para acudir a unas futuras elecciones al Parlament de Cataluña, porque hay mucha gente que se siente "huérfana" y cree que hay que atenderles.

En una entrevista que publicó ayer La Vanguardia, Pascal dijo que no está "de acuerdo con la situación" y cree "que ha llegado el momento de actuar", y añadió que discrepa de la "subordinación de David Bonvehí", actual presidente del PDeCAT.

Para Pascal, "esto no puede seguir así", hay que hablar claro a la gente y "salir del actual bucle", por lo que se mostró partidaria de "trabajar pacientemente para la única solución posible en Cataluña: un referéndum acordado". Aunque dijo que es Artur Mas quien tiene que decidir si debe volver a la política, aseguró que el espacio que ella defiende "debe ser un esfuerzo compartido por diversas generaciones".

Pascal se mostró muy crítica con el expresidente de la Generalitat Carles Puigdemont y consideró un "error" pretender una Cataluña "guiada por control remoto". "Cataluña no se puede dirigir desde Waterloo, ni se puede regir desde la emotividad desbordada y la antipolítica", afirmó.