El líder de En Marea, Luís Villares, pidió ayer frenar en Galicia el proyecto político "reaccionario" y "antisocial" del PP y su apuesta por una alternativa que permita "recuperar derechos de la ciudadanía". "En Galicia no queremos ni recortes ni corruptos ni reaccionarios. Queremos una Galicia feminista y solidaria. Una Galicia que piense en el bien común", subrayó el dirigente en un mitin en Tui.

Según informó el partido, Villares apeló a la necesidad de recordar el "dolor" y el "sufrimiento" generados en los últimos tiempos por los "recortes" del Partido Popular, además de poner fin a "todos los casos de corrupción de una formación que no merece contar con el respaldo de las gallegas y gallegos".

Poco después de que Rajoy estuviera presente en un mitin en Mos, Villares aseguró que con la vuelta del expresidente popular "vuelve" el PP "más corrupto y desvergonzado". "Vuelve el PP al que echamos con una moción de censura por corrupto y por el caso Gürtel", apuntó, al tiempo que también responsabilizó al partido liderado en la actualidad por Pablo Casado de ser "responsable de los recortes en sanidad que mataron a tanta gente" y que "robaron las pensiones a nuestros mayores".

Asimismo, el dirigente de En Marea recordó que fue el PP el partido que denegó "una y otra vez el traspaso de la AP-9 a Galicia y su recuperación para lo público". "Una postura que evidencia la dejadez de esta formación hacia la ciudadanía gallega, que ya lleva demasiados años soportando el saqueo de una autopista con uno de los peajes más caros del Estado", indicó.

Por su parte, la cabeza de lista de En Marea por Pontevedra al Congreso, Iris Malvido, hizo hincapié en el desinterés del PP por Galicia. "Solo hay que ver cuál fue el trabajo de sus diputados, que han votado una y otra vez en contra de los intereses de las gallegas y gallegos".