17 de abril de 2019
17.04.2019

La Fiscalía acusa a las defensas de buscar un juicio paralelo de la actuación policial

"Nos estaban machacando", se quejan los antidisturbios, mientras los letrados de los acusados intentan construir el relato de sus "excesos"

16.04.2019 | 23:47
Las acusaciones, durante la 32ª. jornada del juicio del 'procés'.

La 32ª. jornada del juicio del procés deparó ayer el primer reproche sonoro de la Fiscalía a las defensas, y además por parte de la acusadora pública que menos dada es a interrumpir los interrogatorios de la otra parte, Consuelo Madrigal.

Pero en la larga fase testifical de esta vista todo acaba por llegar. "Aquí no se juzga a la Policía", soltó, más que molesta, la exfiscal general del Estado, cuando Marina Roig, la abogada de Jordi Cuixart, estaba interrogando a un antidisturbios que intervino en el instituto Torreforta (Tarragona) el 1-O.

Y es que, se quejó Madrigal, "hay preguntas que parece que estamos en un juicio contra la actuación policial en cumplimiento de ordenes judiciales". Lo que, a su vez, dio pie al presidente del tribunal Manuel Marchena a lanzar la enésima reprimenda a las defensas, que no en vano debutaron el pasado 12 de febrero alegando que el juicio es una "causa general" contra el independentismo.

Dos versiones

"Desde hace algunas sesiones estoy intentando, aunque veo que sin éxito, que las preguntas no partan de una base que se da ya por acreditada", expuso Marchena, no menos molesto que Madrigal.

Y lo razonó con la frialdad y el punto de soberbia que caracteriza sus intervenciones: si una defensa da un hecho por probado y le hace una pregunta al testigo, "está habiendo dos versiones", pero "con un matiz: que la del agente está bajo juramento y la suya no, lo que plantea un problema serio".

La letrada Roig preguntó al policía si todos los agentes pudieron acceder al Torreforta, el testigo respondió relatando los problemas de un compañero para entrar y, como la contestación no gustó a la letrada, contraatacó con un "¿no es más cierto que no pudo entrar porque intentó entrar saltando encima de la gente pisándola?".

Excesos policiales

El incidente resume el tenor de las últimas sesiones del juicio al proceso soberanista en Cataluña, con un escenario de los agentes describiendo un "ambiente violento" y de hostigamiento, niños y ancianos ejerciendo de "escudos humanos" y, en la jornada de ayer, lanzamientos de urnas a las cabezas y patadas en costillas y testículos.

Mientras tanto, las defensas de los acusados intentan desacreditar estas versiones presentando el "nos estaban machacando" de los testigos bajo la calificación de excesos policiales.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook