17 de abril de 2019
17.04.2019

Vox queda fuera del principal debate en TV por una decisión de la Junta Electoral

Pedro Sánchez mantiene su presencia en una mesa con Pablo Casado, Pablo Iglesias y Albert Rivera pese a que rechazó acudir a TVE con el mismo formato

16.04.2019 | 23:38
El primer debate, a seis en TVE. De izquierda a derecha, Irene Montero (Podemos); Aitor Esteban (PNV); María Jesús Montero (PSOE); Cayetana Álvarez de Toledo (PP); Inés Arrimadas (Ciudadanos) y Gabriel Rufián (ERC).

El principal debate en televisión de la campaña electoral quedó ayer en el aire después de la decisión de la Junta Electoral Central (JEC) de excluir a Vox. La resolución responde a una reclamación de JxCat, PNV y Coalición Canaria contra su exclusión pese a ser fuerzas con representación parlamentaria, algo de lo que carece el partido de Abascal. En un intento de salvar el debate, Atresmedia redujo su plan inicial, para el ya tenía incluso la escenografía, a un debate entre Pedro Sánchez, Pablo Casado, Albert Rivera y Pablo Iglesias. El líder del PSOE dio su conformidad a esa opción pese a que días atrás rechazó acudir a TVE con el mismo formato, por el empeño de los responsables de su campaña en que la confrontación permita visibilizar el bloque de PP, Ciudadanos y Vox. Al quedar fuera la formación ultraderechista, la televisión pública pidió ayer emitir también el debate a cuatro que había propuesto días atrás.

La JEC hizo tambalearse ayer el debate principal de la campaña, programado para el martes y con las urnas ya muy cerca, al atender la reclamación de JxCat, PNV y Coalición Canaria, al entender que ese formato no respeta la proporcionalidad, la neutralidad y la igualdad que la norma electoral exige a todos los medios, con independencia de su titularidad. La presencia del líder de Vox, vulnera esos principios, en especial el de proporcionalidad, al concederse presencia televisiva a una fuerza extraparlamentaria mientras se excluye a quienes sí tienen representación en el Congreso.

Ante esta eventualidad, Atresmedia se acogió a la posibilidad abierta por la JEC para que plantease un nuevo formato y optó por un contraste entre los candidatos de los cuatro principales partidos. El grupo de comunicación asumió la decisión de la Junta Electoral al tiempo que mostraba su disconformidad con la misma y justificó el plan inicial de un debate "a cinco" por el "interés periodístico". A la vista de esta nueva opción, TVE puso de nuevo sobre la mesa su oferta de un debate de los cuatro candidatos principales, posibilidad que se frustró la semana pasada, entre críticas desde la televisión pública, por el rechazo de Sánchez. El líder del PSOE fue, sin embargo, el primero en confirmar ayer que acepta las nuevas condiciones.

La decisión de la JEC se convirtió en uno de los polos de atracción de la contienda electoral. Vox denunció la "persecución" por las instituciones. "Se ha demostrado que en España mandan los separatistas. Junqueras puede ir a los debates y nosotros no", afirmaba Santiago Abascal. Pablo Casado aprovechó para reclamar un cara a cara con Pedro Sánchez, algo que el líder del PSOE rehuye porque "tiene miedo". Para Rivera, la presencia de los nacionalistas en el debate es innecesaria porque "ya los representa Sánchez".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook