El secretario xeral del PSdeG, Gonzalo Caballero, pidió ayer una "movilización masiva" que, "con argumentos y sonrisas", llene las urnas de "votos y compromisos" para conseguir "un triunfo histórico" del PSOE frente a la "derechona" y así "no arrepentirse" el próximo domingo, cuando se celebrarán las elecciones generales. Así lo aseguró ayer Caballero en la localidad pontevedresa de A Illa de Arousa, donde acompañó al actual regidor y candidato socialista para la alcaldía del municipio, Carlos Iglesias, en el acto de presentación de sus listas electorales.

Allí hizo alusión a las últimas encuestas publicadas que le dan la victoria, pero sin mayoría, al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y reclamó a la gente que "no se relaje" ya que, a su juicio, la derecha se va a movilizar esta última semana de campaña.

"Por un voto decidimos si Pedro Sánchez sigue siendo presidente o si Pablo Casado acaba haciendo vicepresidente del Ejecutivo central a Santiago Abascal", recalcó el líder de los socialistas gallegos en alusión a un posible pacto entre el PP y Vox, para incidir en que "no puede faltar ni un solo voto de los que quieren frenar a la derecha y a la ultraderecha".

En este sentido, Caballero recordó cómo en Andalucía "muchos" confiaron en las encuestas y llevaron "un susto que ya no tenía arreglo" cuando se abrieron las urnas. "Después no vale lamentarnos", advirtió, tras lo que hizo hincapié en la idea de que "todos los votos son necesarios". Sobre los resultados que vaticinan las encuestas en Galicia, Caballero destacó el "retroceso histórico" que sufre el PP mientras que el PSOE "va a avanzar", a pesar de que insistió en que los votantes "no se pueden confiar".

Según el PSdeG, la victoria del PSOE en las generales "servirá como antesala para vencer en las municipales del próximo mayo' y también para, cuando sean las elecciones autonómicas, "poner fin al ciclo político del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo", a quien tachó de "escapista de sus responsabilidades".