El compromiso de reformar la ley electoral para facilitar el voto a los marineros de la flota de altura y mercante permanece en un cajón desde hace más de 30 años, a pesar de las promesas de los gobiernos que han pasado por La Moncloa. Por tanto, este colectivo, que incluye a 10.000 gallegos que pueden pasar en alta mar hasta siete meses, solo tiene la opción del ordinario voto por correo para participar en las generales del día 28. En las generales de 2015 solo siete embarcados en toda España solicitaron el voto por correo. En 2016 fueron 21, dos en A Coruña y dos en Pontevedra, según el INE.