Podemos ha informado de que su cuenta de envío de mensajes masivos de WhatsApp en la que tenían inscritas a más de 60.000 personas ha sido "bloqueada" en la última semana de campaña, pese a que la formación asegura haber "cumplido todas sus obligaciones" y "trámites previstos". "WhatsApp acaba de cerrarnos la cuenta de Podemos mediante la que nos comunicábamos con todas las personas que nos han solicitado hacerlo a través de ese canal", denunció a través de Twitter el secretario de Comunicación, Juanma del Olmo.

Un portavoz de la empresa de mensajería instantánea ha dicho a Efe que en el bloqueo de los números han aplicado "los mismos estándares de implementación para todos los usuarios de WhatsApp a nivel mundial".

"Nuestros términos y servicios son explícitos y no permiten la mensajería masiva o programas de terceros para automatizar los mensajes", han puntualizado las mismas fuentes.

Sin embargo, la formación morada ha asegurado a Efe tener "el consentimiento expreso" de cada uno de los usuarios a los que les manda información y que han contratado los servicios de una empresa autorizada por WhatsApp, "la misma con la que trabajan el resto de partidos".

Tras recibir la respuesta de WhatsApp a sus quejas, la dirección de Podemos se ha preguntado por qué no se han bloqueado entonces las cuentas del resto de partidos políticos.