26 de abril de 2019
26.04.2019

La distancia entre PP y C's se agranda a costa de la fuga de Ángel Garrido

El padre del opositor venezolano Leopoldo López entra en la lista europea del PP tras el abandono del expresidente de Madrid

26.04.2019 | 00:32
Albert Rivera y Ángel Garrido, acompañados por Ignacio Aguado, en el centro, cabeza de lista por Ciudadanos en Madrid.

Las reacciones ante el sorpresivo abandono del PP por parte del expresidente madrileño Ángel garrido, para incorporarse a Ciudadanos, agrandaron ayer las diferencias entre las formaciones de Casado y Rivera.

Hubo una escalada verbal, en la que la candidata popular a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, atribuyó el fichaje de Garrido al afán de "hacer daño a Pablo Casado", mientras que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, atribuye a las "políticas suicidas" de PP y PSOE su pérdida de votos y militantes.

El padre del opositor venezolano Leopoldo López entrará en la lista europea del PP tras el abandono del expresidente madrileño y el exministro del Interior Juan Ignacio Zoido ocupará la cuarta plaza de la candidatura, la que dejó libre Ángel Garrido para irse al puesto número trece en la lista autonómica de Ciudadanos en Madrid.

Las críticas al expresidente madrileño y a la formación de Rivera proliferaron ayer desde las filas populares. El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, aseguraba que "nadie se puede fiar" de Ciudadanos, al tiempo que mostraba dudas sobre si el partido naranja "va a ser socio de Pablo Casado o de Pedro Sánchez". Para Feijóo,"en política no vale todo, porque si vale todo, al final la política no vale para nada".

Garrido "está a un paso de desmentir que estuviera más de 25 años en el Partido Popular", escribía en las redes sociales el "número dos" del PP, Teodoro García Egea. Isabel Díaz Ayuso, candidata del PP a la presidencia de la Comunidad de Madrid, fue más contundente al apuntar que Ciudadanos con sus "fichajes exprés" está dando "todo el gusto a la izquierda". Díaz Ayuso mostraba su confianza en que se cierre ya "el mercadillo de segunda mano de políticos". "Son palabras de odio y desesperación a partes iguales", le replicaba el cabeza de la lista autonómica de Ciudadanos, Ignacio Aguado, quien asegura que la fuga de Garrido "no tiene ni un atisbo de venganza" y la desvinculaba de que hubiera sido postergado en la candidatura autonómica del PP.

Antes las críticas de sus antiguos compañeros de partido, el expresidente madrileño afirma que el problema no es él sino los "miles de Ángeles Garridos que van a votar a Ciudadanos y que van a dejar de votar a otros partidos, incluido el PP".

PP y el PSOE pierden militantes y votos por "algunas políticas suicidas", afirmaba ayer el líder de Ciudadanos, Albert Rivera, y porque "tienen las manos manchadas de corrupción o se venden a los separatistas".

Desde el PSOE también terciaron en la confrontación entre PP y Ciudadanos. Para Pedro Sánchez, el cambio de Garrido es una muestra de la fragmentación "de las derechas, que no se fían entre ellas".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook