Silvia García Baglietto, candidata número cinco del PP al Congreso por Gipuzkoa, explicó ayer que accedió a cerrar la lista de Vox para las elecciones municipales en Irún como "un favor" para que la formación de Santiago Abascal pudiera presentarse a los comicios.

"No tengo ningún interés en formar parte de Vox en ningún sentido, pero en ejercicio de la democracia, sí quiero que se presenten", ha indicado."Ha sido por una cuestión democrática. Creo que tienen que presentarse", ha dicho en alusión a Vox, uno de cuyos impulsores en Gipuzkoa le propuso integrar la lista de Irún en las municipales porque necesitaban completar la plancha con una mujer, para cumplir la ley de paridad.

Tras 25 años como militante del PP, Silvia García Baglietto abandonó el partido en 2015 por discrepancias con la postura de la formación conservadora en torno al aborto.