Una diputada de la región canadiense de Quebec reconoció ayer al tribunal que juzga el procés que viajó a Cataluña para participar en el referéndum del 1-O "a título de observadora" invitada por la CUP, desmarcándose del resto de los parlamentarios extranjeros que hasta la fecha sostienen que fueron "visitantes".

Mannon Massé, una política nacionalista quebequesa, rompió el guion del resto de los diputados que han negado ser observadores electorales. Sin ir más lejos, el alemán Andrej Hunko, que también testificó ayer.

Dos versiones

Por videoconferencia, la canadiense relató que participó "a título de observadora en el referéndum, invitada por la CUP", mientras que Hunko dijo que "se trataba de una visita más informal" y "en ningún caso de una misión de observación oficial".

Es más, la diputada añadió que cuando se enteró de que "había una delegación de observadores internacionales" aceptó ir, ya que para su partido "el derecho de autodeterminación es un derecho importante", si bien nada mencionó de quiénes eran esos otros observadores o de si, como ella, fueron invitados por la CUP.

Porque otra de las novedades de esta jornada fue escuchar que la CUP invitó a diputados como "observadores" e, incluso, que representantes de la AMI se ocuparon de acompañarles a los colegios. Nada que ver con el testimonio del alemán Hunko, que primero señaló que fue invitado por Diplocat, si bien luego precisó que "lamentablemente" no podía asegurar si el correo electrónico con dicha invitación venía de esta entidad.

Diputados de 17 países

A diferencia de la canadiense Massé, el testigo alemán desconoce quién gestionó su viaje o quién le llevó „junto al grupo de 33 diputados de 17 países, encabezado por Dimitrij Rupel, antiguo ministro de Exteriores esloveno„ a los centros de votación, o quién era "esa persona que hablaba alemán" que le dio la bienvenida el 1-O.

Las divergencias se aprecian también en el pago de los viajes. Massé aseguró que sufragó todo de su bolsillo, mientras que Hunko explicó que pagó su desplazamientos y algunas dietas, pero no así las dos primeras noches de hotel, debido a que en el establecimiento "se me indicó que no debía pagar esos costes". Sin embargo, tampoco dijo quién lo hizo.

Europarlamentarios

Además, también declararon ante el Tribunal Supremo dos diputados del Parlamento Europeo que elogiaron la trayectoria del acusado Raül Romeva en materia de defensa de Derechos Humanos y en su apuesta por "las soluciones negociadas para resolver conflictos".