01 de mayo de 2019
01.05.2019

La cuarta derecha y Maroto

01.05.2019 | 00:25

El secretario general de la Federación Socialista Asturiana y candidato a la Presidencia del Principado por este partido, Adrián Barbón, cuenta con un argumento más que su jefe de filas, Pedro Sánchez, para continuar en la precampaña autonómica que ahora comienza de forma oficial con el discurso que tan buenos réditos le dio al PSOE en los comicios del pasado domingo. Tiene el líder de la FSA una formación más que sumar al alegato del miedo a la llegada de la derecha, que pasaría así del pacto a la andaluza con PP, Ciudadanos y Vox, al acuerdo a la asturiana con las mismas formaciones más el Foro de Francisco Álvarez-Cascos.

¿A cuento de qué saca a relucir ahora Barbón a un partido claramente a la baja como es el casquista, que incluso se ha quedado sin representación en el Congreso y en el Senado? Pues, evidentemente, con la intención de intentar desmembrar más si cabe el voto en la derecha pura y dura de la región, Ciudadanos al margen (sobre todo en Asturias, con un candidato, Juan Vázquez, que no duda en declararse públicamente socialdemócrata), aunque el número uno de la FSA lo sume a la "derechona" por razones exclusivamente estratégicas, al menos por ahora. Sin entrar a valorar si la cabeza de lista de Foro, Carmen Moriyón, es un acierto electoral o no, que Barbón salga a decir en una rueda de prensa que es "una candidata muy potente" marca el camino por el que dis¬currirá la campaña socialista en este aspecto en Asturias. Y lo explica el propio secretario de la FSA: "Porque es un factor que puede disgregar aún más" a la derecha.

Puede estar tranquilo Barbón. No es necesario que eche mucha más leña al fuego en este aspecto, sobre todo en lo que a la desunión del PP se refiere. De eso ya se encargó hace meses el propio partido, y la sacudida aún tiene alguna réplica. Javier Maroto ha sido castigado por el fracaso del PP el pasado domingo, lo que aparentemente da cierto aire a la marginada Mercedes Fernández. ¿Podrá uno fiarse de las apariencias? ¿Y qué pasa con su máxima rival, la cabeza de cartel al Principado Teresa Mallada? Pues que abraza la nueva estrategia del PP. Es decir, todo como hasta ahora. Por ejemplo, una elogiando el pacto electoral con Foro y la otra descalificándolo y achacándole el mal resultado del domingo en Asturias.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook