03 de mayo de 2019
03.05.2019
La Opinión de A Coruña

Feijóo replica a Casado por culpar a Rajoy del fracaso: "Sacaba el doble de escaños"

El actual presidente del PP y Esperanza Aguirre sitúan el declinar del partido en el congreso de 2008, cuando salió derrotado el sector que encabezaba el expresidente

02.05.2019 | 22:58
Alberto Núñez Feijóo y Miguel Tellado, ayer, en el comité ejecutivo del PP gallego.

Pablo Casado no está dispuesto a asumir en solitario la responsabilidad de la derrota electoral del PP en las elecciones generales del pasado domingo y ayer aligeró culpas propias. Los populares pierden votos "desde hace ocho años", por lo que el bajón de diputados no resulta solo "imputable a estas elecciones", afirmó durante la fiesta institucional del 2 de mayo en Madrid. La expresidenta madrileña Esperanza Aguirre apuntaló las afirmaciones del líder del partido al situar el declinar del PP en 2008 cuando, en la convención previa al congreso nacional, Mariano Rajoy invitó "a irse del partido a liberales y conservadores". "Ahí comenzó la desbandada", sentenció ayer Aguirre, perdedora en aquel cónclave.

Como ya hiciera tras el comité ejecutivo nacional del martes, en el que marcó distancias con Vox en un intento de recuperar el centro, Casado reconoce que el de su partido es un "resultado muy malo". La pérdida de 71 diputados es el episodio más reciente de algo que viene de muy atrás. Al PP se le van votos "desde hace ocho años", por lo que ocurrido ahora no es "imputable a estas elecciones". Al margen de esa perspectiva histórica, Casado atribuye el descalabro electoral a la "triple C: crisis económica, casos de corrupción y la situación en Cataluña".

Esperanza Aguirre se apuntó ayer a la explicación de Casado y concretó más el inicio del declinar del PP, que ella sitúa en 2008. La "desbandada de votos" comenzó con Rajoy, cuando, con la vista puesta ya en el congreso del partido en Valencia, Rajoy instó a que "si alguien se quería ir al partido liberal o al conservador, que se fuese". "Yo no me fui; otros le han hecho caso y se han ido", añadió Aguirre, para quien "los culpables somos nosotros, todos los que formamos el PP, que no fuimos capaces de frenar la desbandada que no empezó ahora".

Después de que Pablo Casado y Esperanza Aguirre vincularan el inicio de la debacle electoral del PP a la etapa de Rajoy en el partido, el titular de la Xunta y líder de los populares gallegos, Alberto Núñez Feijóo, salió ayer en defensa del legado del expresidente del Gobierno. "Achacar la responsabilidad a un equipo que obtuvo el doble de escaños que el equipo actual es un poco desproporcionado", aseguró el presidente autonómico. En su opinión, se perdieron votos porque hubo "giros que no fueron adecuados" y "errores de estrategia y de posicionamiento político". "Cuando Vox inició su andadura electoral cambiamos de estrategia. Nosotros somos un partido de centro derecha y perdimos votos por el centro y por la derecha más extrema", analizó.

Feijóo no solo se desmarcó desde el principio con la derechización del PP sino que tampoco comulgó con la profunda renovación impulsada por Pablo Casado que terminó apartando a prácticamente todos los marianistas.

La postura del titular de la Xunta fue avalada por el vicepresidente y portavoz del Gobierno castellano-leonés, José Antonio de Santiago-Juárez, quien pidió a Casado "autocrítica" y le recomendó que se rodee de "más Feijóo y Herrera (presidente de Castilla y León) y menos Aznar y FAES". Aunque reconoció el peso negativo que pudieron tener las "herencias" del PP de Mariano Rajoy, el número dos de Castilla y León culpó al actual líder del Partido Popular de "escorarse demasiado hacia la derecha".

Tras el fracaso electoral del 28-M, Casado viró su estrategia y adoptó un tono más duro con Vox después de que Feijóo lo llamara a "ensanchar" el partido desde la derecha al centroizquierda.

El dirigente del PP gallego fue ayer más contundente: "no lo hemos hecho bien". Feijóo insiste en que la causa del fracaso electoral es la fragmentación del voto de la derecha: "Vox pretendía trocear el centro derecha"."Es difícil hacer más daño en tan poco tiempo", lamentó. Y apeló a quienes votaron a Vox a volver votar al PP y "no ser acompañantes de los electores de la Falange".

Además, preguntado sobre la posibilidad de que candidatos del PP pacten con Vox en las elecciones municipales, Feijóo se mostró tajante: "nunca hice un pronunciamiento a favor de pactos" con esta formación.

Feijóo y Casado se reencontrarán este fin de semana en Galicia tras la debacle del 28-A. Será en el municipio coruñés de O Pino y ante las miles de personas que acudan a la romería anual que organiza el PP de A Coruña. El reencuentro entre ambos dirigentes „previsto para este sábado a falta de confirmación oficial„ no solo contará con la expectación habitual de los encuentros entre el líder nacional del partido y el principal barón autonómico sino que servirá de guinda a una semana de mensajes no siempre coincidentes entre ambos a cuenta de la debacle popular en las generales.

Casado, pues, ha elegido Galicia para darse un baño de masas, necesitado como está de ver respaldado su liderazgo. Fue el propio presidente de la Xunta quien confesó la inminencia de la cita, y fuentes del partido recalcan, en efecto, de que el sábado se produzca una nueva foto juntos. En campaña ya compartieron escenario. Ocurrió en Santiago, el pasado 12 de abril. Pero entonces no se había producido el cataclismo electoral que ha llevado al PP a pasar de los 137 diputados con los que se despidió Rajoy a los 66 de Casado.

El resultado dio lugar a varias señales de alerta en el PP. Algunas de las más evidentes las envió el propio Feijóo, antes incluso de que otros mandatarios autonómicos se manifestaran en la misma línea. La primera fue la apelación a "ensanchar" al partido; la segunda, ayer mismo, cuando defendió el palmarés electoral de Mariano Rajoy ante las embestidas de Esperanza Aguirre y de Casado.

Al final, el PP ha mostrado varios perfiles a lo largo de esta semana. El de ahondar en la caída de respaldo de Rajoy choca, de hecho, con el eslogan de las municipales presentado el lunes: Centrados en ti. Un lema, por cierto, muy del agrado de la cúpula autonómica, que ayer reunió a su comité ejecutivo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook