05 de mayo de 2019
05.05.2019
La Opinión de A Coruña

El Supremo decidirá hoy si Puigdemont puede ser candidato en las europeas

La discrepancia abierta por la decisión que tomó la Junta Electoral dividida, a la que se opone la Fiscalía, lleva a los jueces madrileños a inhibirse en favor del alto tribunal

04.05.2019 | 23:39
Puigdemont, en el medio, ayer en Bruselas.

La candidatura de Carles Puigdemont y sus exconsejeros Antoni Comín y Clara Ponsatí a las elecciones europeas ha abierto una importante controversia judicial, que hoy deberá resolver el Tribunal Supremo. Con el informe de la Fiscalía en contra de la decisión de una Junta Electoral Central (JEC) que, dividida, resolvió anular la aspiración de todos ellos a convertirse en eurodiputados, los titulares de los juzgados madrileños ante los que los tres recurrieron su exclusión se inhibieron ayer en favor del Tribunal Supremo.

La Sala Tercera de lo Contencioso Administrativo del alto tribunal será la que hoy tendrá que fijar criterio jurídico sobre una cuestión que ya comienza a teñirse con intencionalidades políticas, al vincular el PP la posición del ministerio público con los posibles intereses del Gobierno de Pedro Sánchez. Los juzgados de lo Contencioso-Administrativo 2, 9 y 21 estaban emplazados ayer a resolver los recursos de Puigdemont, Ponsatí y Comín contra la decisión de la JEC de excluirlos de la lista de JxCat al Parlamento Europeo. La Junta Electoral, con cuatro votos particulares en contra, resolvió que la candidatura constituye una "burla" a la ley al pretender concurrir a los comicios pese a estar huidos de la justicia española. En su resolución añade que los tres aspirantes incumplen la normativa electoral al no ser residentes de las localidades en las que están empadronados, cuando la inscripción en el censo es "un requisito indispensable" para ejercer el derecho al sufragio activo y pasivo.

Tras el recurso de los tres aspirantes, la Fiscalía, en coincidencia con los argumentos de los cuatro votos particulares de los miembros de la JEC, se opuso a su exclusión de la candidatura por entender que la interpretación de la Junta Electoral restringe el derecho fundamental al sufragio pasivo de los recurrentes. El ministerio público invoca en su posición la doctrina del Tribunal Constitucional, que "impone el deber de optar por la interpretación más favorable" al ejercicio de los derechos fundamentales. Los juzgados encargados de resolver optaron ayer por inhibirse en favor del Tribunal Supremo, al que también recurrieron los demandantes. La alta instancia judicial deberá pronunciarse hoy sobre un recurso que plantea cuestiones que afectan tanto a la inelegibilidad de los candidatos como a la proclamación de las candidaturas. Ambos aspectos se encuentran muy relacionados, por lo que los jueces de lo Contencioso Administrativo de Madrid, para evitar resoluciones contradictorias, consideraron que debe ser el Supremo quien establezca el criterio jurídico para resolverlo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook