07 de mayo de 2019
07.05.2019
La Opinión de A Coruña

Iglesias se conforma con "una posición modesta" en el Ejecutivo de Sánchez

Podemos acuerda buscar la coalición, "sin arrogancia y sin ultimátums", afirma su líder

07.05.2019 | 00:19
Pablo Echenique y Pablo Iglesias, ayer en la reunión del consejo ciudadano de Podemos.

"Sin líneas rojas, sin ultimátums y sin arrogancia". Esa será la disposición de Podemos de cara a la negociación con los socialistas para conformar un gobierno de coalición. El consejo estatal ciudadano respaldó ayer por unanimidad la postura anunciada por el secretario general, Pablo Iglesias, al poco de conocerse los resultados del 28A. La formación aspira a ocupar una "posición modesta" en el nuevo ejecutivo, acorde con los 42 diputados que, después de la severa caída representación, desde los 71 escaños que tuvo en la legislatura pasada, puede aportar para dar cierta solidez parlamentaria. Sin embargo, la concurrencia de Podemos dejaría al futuro gobierno a nueve diputados de los 176 que marcan la mayoría absoluta.

Iglesias quiso dejar constancia ante los más de sesenta miembros que integran el consejo estatal, el máximo órgano entre asambleas, de que hay un cambio de estilo. Nada tiene ya que ver con el propósito de imponer a Pedro Sánchez la presencia en su futuro gobierno ocupando carteras determinadas, como hizo en 2016, lo que cerró la puerta a cualquier posible acuerdo y terminaría por abocar a la repetición de las elecciones. El líder de Podemos rebaja su tono y prepara para una diálogo "sin líneas rojas, sin ultimátums y sin arrogancia", en el que todos deben ceder y escuchar "con humildad", cuyo objetivo sería formar un ejecutivo de coalición que abre "una nueva etapa de colaboración entre progresistas".

Iglesias, quien hoy se entrevistará con Pedro Sánchez en La Moncloa, conoce bien, por reiterada, la intención de los socialistas de gobernar en solitario, sobre la base de un acuerdo programático con Podemos. Pero augura gran inestabilidad a "un gobierno sostenido solo por los 123 escaños del PSOE", que no es una solución recomendable porque "a España no le viene bien una situación parlamentaria como la que hemos vivido en el último año".

Iglesias quiso deshacer las posibles reticencias de sectores de la organización, como los andaluces, a entrar en un ejecutivo de coalición con el PSOE. "Si no se puede cambiar nada desde el gobierno, ¿cómo es posible que la CEOE haya pedido que Unidas Podemos no esté en el Gobierno?", se preguntó el líder de Podemos ante el consejo ciudadano. "A lo mejor, desde incluso una posición modesta, hay algunas cosas que se pueden cambiar", se respondió él mismo. En su intervención inicial, el secretario general atribuyó la fuerte caída de votos y escaños a las disputas internas gestionadas de forma "deficiente", además de a otros factores como el maltrato mediático, el daño de "las cloacas del Estado", el miedo a Vox o el voto "identitario" en Cataluña.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook