17 de mayo de 2019
17.05.2019

El veto a Iceta como senador "vuela puentes" entre PSC y soberanismo

ERC desvincula el rechazo de la investidura de Sánchez || PP y C's dudan de la ruptura

17.05.2019 | 00:11
Miquel Iceta abandona su escaño en el Parlament tras la votación.

Los votos del soberanismo en contra de la designación de Iceta como senador autonómico arruinaron ayer el plan de Pedro Sánchez de que el líder de los socialistas catalanes presida el Senado. El veto a su persona "vuela puentes" entre el PSC y el soberanismo, afirmaba el propio Iceta al anunciar un recurso al Tribunal Constitucional contra una decisión de la Cámara catalana que, considera, merma el derecho de representación de su grupo. PP y Ciudadanos coincidieron ayer en considerar que lo ocurrido en el Parlament se reduce a la escenificación de una falsa ruptura entre el PSOE y ERC para no hacer explícitas sus intenciones en plena campaña electoral. Esquerra desvincula lo ocurrido con Iceta de lo que pueda ser su posición ante la investidura de Pedro Sánchez.

ERC, JxCat y la CUP rompieron la costumbre parlamentaria, nunca cuestionada hasta ayer, de aceptar que vaya al Senado en representación de cada cámara autonómica aquel que designe su grupo, limitándose el resto a refrendar el nombramiento con su voto. En consonancia con lo que ya habían anticipado la víspera, Batet (JxCat) y Sabrià (ERC) justificaron su rechazo a Iceta por considerar que existe "intrusismo parlamentario" al dar por hecho que el Parlament satisfaría la pretensión de Sánchez de facilitar el paso previo para que el líder de los socialistas catalanes presida el Senado. La CUP rechaza que en la Cámara Alta haya representantes designados por el Parlament, por lo que además de rechazar a Iceta pidió a los demás grupos que retiren a los suyos.

PP y Ciudadanos „C's„ se abstuvieron, posición que justificaron después por entender que se trata de un "divorcio fingido" entre socialistas y soberanistas, según la cabeza de lista popular a las europeas, Dolors Montserrat. El argumentario de la formación naranja quedó en evidencia al coincidir las diputada Inés Arrimadas y el número seis de a las elecciones europeas, Jordi Cañas, en que es la escenificación de "un dúo a lo Pimpinela".

Totalitarismo

"Es difícil que todo siga igual", reconoció un Iceta "dolido y frustrado" por el rechazo a su designación como senador. El líder de los socialistas catalanes considera que la decisión "vuela puentes" de entendimiento con el soberanismo, que "puede dificultar la relación entre partidos" y "enrarecer" el inicio de la legislatura al "haberse roto las reglas de respeto institucional". El veto a Iceta "no condiciona nada", afirmaba ayer el diputado de ERC, Gabriel Rufián, quien desvinculaba lo ocurrido en el Parlament de lo que pueda ser el debate de investidura de Pedro Sánchez. "No vamos a ser los responsables de que los hijos de Aznar y Don Pelayo lleguen a la Moncloa, pero tampoco le vamos a dar un cheque en blanco", a quien aspira a seguir al frente del Ejecutivo, advierte Rufián. "Votan en contra de Iceta porque no quieren soluciones, quieren vivir del conflicto", apuntaba Sánchez. Más contundente, Borrell considera que "la actitud (del soberanismo) ha sido totalitarista, aunque la disfracen en un marco parlamentario".

En su recurso al Constitucional, el PSC considera que con el rechazo a su líder se vulneran los derechos fundamentales y reclama al tribunal de garantías que adopte medidas cautelares. El Constitucional podría abordar el martes la petición socialista.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook