23 de mayo de 2019
23.05.2019

26M

Los líderes apuran la campaña con mensajes similares a los del 28A

El escenario ha estado marcado por la polémica sobre suspender o no a los parlamentarios presos

23.05.2019 | 21:19
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez y Jaume Collboni.

Los principales líderes políticos apuran la campaña de los comicios municipales, autonómicos y europeos del domingo con mensajes muy similares a los que repitieron en las elecciones generales y con la polémica sobre suspender o no a los parlamentarios presos planeando sobre el discurso político.

Ha repetido mensaje Pedro Sánchez, al llamar a concentrar el voto en el PSOE para hacer frente a las tres derechas, y también para que el "avance" en España sea "rotundo" y "no dejar la faena a medias".

En Palma, el presidente del Gobierno ha asegurado que el suyo es el único partido que tiene un proyecto nacional y político para "toda España", frente al "proyecto de supervivencia" en el que está enfrascada la "derecha de las tres siglas" y ha puesto el ejemplo de Ciudadanos, "solo preocupado por sobrepasar al PP".

Albert Rivera, por su parte, ha vuelto a vivir una jornada convulsa de campaña en el País Vasco. Si antes de las generales visitó Rentería, en esta ocasión ha estado en Ugao-Miraballes, el pueblo de Josu Ternera.

El líder de Ciudadanos ha querido estar en el pueblo natal del etarra detenido hace unos días en Francia para hacer un homenaje a las víctimas del terrorismo, y de nuevo se ha encontrado con cientos de personas que han tratado de boicotear el acto y han protestado por su presencia allí.

"No nos callarán", ha dicho el presidente de Cs, quien ante los lazos amarillos, ikurriñas y mensajes que le rodeaban, y entre el ruido de sirenas y abucheos, ha prometido que su partido promoverá la prohibición de homenajes a etarras.

Pablo Casado ha centrado buena parte de su discurso en Canarias en el asunto político de esta semana, la suspensión o no como parlamentarios de los presos del "procés", tres elegidos diputados y uno senador.

El líder del PP, Pablo Casado, ha pedido este jueves al presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez (PSOE), que evite a la casa real "el escarnio" de tener que recibir como representante de Junts per Catalunya en la ronda de consultas al diputado preso Jordi Sànchez.

"Ningún gobierno puede someter a la Jefatura del Estado, que a todos los españoles representa, a la humillación que supone recibir en el Palacio de la Zarzuela a un preso por haber roto la legalidad e, incluso, la Constitución", ha defendido Pablo Casado, durante un acto de campaña electoral del Partido Popular de Canarias.

En su intervención, el líder del PP ha ahondado en dos mensajes adelantados esta mañana por su número dos, Teodoro García Egea.

Los populares volverán a pedir la prohibición de indultar a quien haya sido condenado por rebelión o sedición y emprenderán acciones legales por prevaricación y desobediencia contra la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, si no suspende "de manera inmediata" a los diputados presos de ERC y Junts per Cataluyna.

A un día del final de la campaña, el cabeza de lista socialista al Parlamento Europeo, Josep Borrell, ha animado a acudir en masa a votar en apoyo de la UE, que se enfrenta a una "disyuntiva existencial" en la que no se trata de decidir entre un poco más a la derecha o a la izquierda sino sobre si los ciudadanos quieren que el proyecto europeo "continúe o que eche marcha atrás".

Y la candidata de Unidas Podemos al Parlamento Europeo, María Eugenia Rodríguez Palop, ha arremetido directamente contra Borrell al cuestionar que pueda aspirar a ser comisario europeo porque -ha dicho- privatizaba "bienes esenciales para la vida" como consejero de Abengoa.

Casado ha rememorado uno de los instantes más comentados de la sesión de constitución del Congreso: el que se produjo cuando Oriol Junqueras se acercó a Pedro Sánchez y le dijo que tenían que hablar.

Para el cierre de campaña de este viernes, todos los líderes han elegido Madrid para sus actos de despedida, salvo Pablo Iglesias, quien pedirá por última vez el voto en La Laguna, Tenerife.

Pedro Sánchez viajará a Valladolid antes del cierre, previsto en el madrileño distrito de Hortaleza.

Pablo Casado también acabará en Madrid, después de participar en sendos actos en Ávila y Palencia.

Y Albert Rivera también echará el cierre a la campaña de Ciudadanos en la capital, junto a los candidatos de su partido a la Comunidad y a la Alcaldía

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook