29 de mayo de 2019
29.05.2019

Sánchez apuesta por un Gobierno en solitario tras ver a Podemos más débil

El líder del PSOE recomienda a Iglesias y a Rivera que "reconsideren sus estrategias"

28.05.2019 | 23:41
Pedro Sánchez, ayer en la reunión con los líderes europeos en Bruselas.

Pedro Sánchez apuesta por gobernar en solitario tras constatar la debilidad de Podemos en la triple cita electoral del domingo pasado. Desde Bruselas, el presidente en funciones tenía ayer una recomendación para "todas las fuerzas políticas", pero con especial orientación a Pablo Iglesias y Albert Rivera: "Reconsideren sus estrategias".

El de Sánchez fue, a su llegada a la reunión del Consejo Europeo, un primer dibujo de por dónde pueden discurrir las negociaciones que, en todo los ámbitos institucionales, definirán el nuevo mapa político. "Más allá" de la dialéctica electoral, el todavía jefe del Ejecutivo entiende que "todas las fuerzas políticas deben reconsiderar sus estrategias". La reubicación tendría como objetivo garantizar "dos cosas fundamentales": la "estabilidad" de las instituciones y que los nuevos gobiernos regionales y municipales "no descansen en formaciones antieuropeístas y de ultraderecha".

En una invitación a que Pablo Iglesias, tras la caída de Podemos en las urnas, abandone toda esperanza de entrar en una coalición con los socialistas, Sánchez defiende "con más convicción" gobernar en solitario, con un Ejecutivo "abierto, progresista", en el que figuren independientes, un equipo similar al que encabeza desde la moción de censura contra Rajoy.

Respecto a Ciudadanos (C's), volvió a lo dicho en la noche electoral, cuando reclamó que levante los vetos hacia el PSOE, que fueron uno de sus principales argumentos electorales. "Hay una contradicción muy importante por parte del partido del señor Rivera", advierte Sánchez, quien cree que en la UE no se comprende que un partido que se proclama liberal "se apoye en la ultraderecha para conformar gobiernos". En un llamamiento expreso a que C's se abra a pactos, Sánchez insistió ayer en que "los españoles quieren claramente que el PSOE lidere sus gobiernos". Pero el partido de Rivera dará prioridad a los acuerdos con el PP, no prevé negociar con Vox „pese a que su concurrencia resulta indispensable en la mayoría de las combinaciones para que los socialistas no gobiernen„.

Resistencias

C's solo se acercará a los candidatos del PSOE que "renieguen" de la política territorial "sanchismo" y respalden una nueva aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. Esas fueron las condiciones expuestas por el secretario general de C's, José Manuel Villegas, tras la reunión, ayer, del comité nacional de negociación de pactos.

El partido se enfrenta a posibles desmarques. En Castilla y León, donde se impuso el PSOE y el candidato de C's, Francisco Igea, considera que el PP "no está en condiciones de encabezar un cambio con sus símbolos" tras la "durísima derrota". Igea ya se encaró con la dirección de C's al contender en las primarias con la candidata de Rivera, Silvia Clemente, procedente de una larga militancia y desempeño institucional con el PP. Igea se impuso tras denunciar irregularidades en los votos de Clemente.

El otro puntoes Barcelona. Allí, Manuel Valls advierte de nuevo que romperá con Rivera si pacta con Vox, pero además podría avenirse a un acuerdo con Colau y el PSC con el único objetivo de que no se convierta en alcalde Eduard Maragall, de ERC.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook