La diputada de Junts per Catalunya (JxC) Laura Borrás se reunió ayer durante casi una hora con Felipe VI, dentro de la ronda de consultas con los líderes políticos, y le transmitió que los catalanes no tienen rey. "Le he dicho que los catalanes no tenemos rey, pero que acudía a ver al rey de España porque se había manifestado como un actor político relevante a partir del 1 de octubre", explicó. A su juicio, don Felipe "podía haber jugado un rol más discreto" en la crisis política de Cataluña, pero con su discurso del 3 de octubre de 2017, dos días después del referéndum ilegal, "fue actor de parte" e "hizo que muchas personas, incluso monárquicas y no independentistas, sintieran que el Rey estaba tomando partido".

Cataluña estuvo presente ayer en una reunión del presidente ruso, Vladimir Putin, con representantes de las principales agencias de noticias del mundo, entre ellas la española Efe, en la que preguntado sobre la crisis catalana, respondió: "Tenemos una actitud de sumo respeto hacia España, el pueblo español, la historia española. Tenemos unas buenas relaciones, con raíces históricas. Para nada estamos interesados en que los países europeos se desmembren unos tras otros", dijo Putin, quien enfatizó que "es un mito que Rusia quiera que Europa sea débil".

Mientras tanto, ayer se produjeron los últimos reajustes en el Senado para formar los grupos parlamentarios. ERC ha formado grupo con Bildu y será el tercero más numeroso, con 14 senadores, por detrás del PSOE (136) y del PP (69). Junts per Catalunya tendrá también grupo, pese a contar con solo cuatro legisladores, ya que ha llegado a un acuerdo con Coalición Canaria para formar uno conjunto y ha recibido además el préstamo de un senador del PNV para alcanzar la cifra requerida de seis. El PSOE ha tenido que prestar una senadora a Unidas Podemos, que solo tiene cinco, para que forme el suyo.