Pedro Sánchez abre mañana la ronda de contactos para recabar apoyos a su investidura con los líderes de Podemos, C's y PP, partidos que pueden apoyar o bloquear su candidatura, y, aunque el Gobierno les pide responsabilidad, no parece que los dos últimos vayan a darle su respaldo, ni que el primero lo haga a menos que arranque al PSOE un gabinete de coalición. El mismo martes, José Luis Ábalos, por el PSOE, y José María Mazón, del cántabro PRC, cerrarán previsiblemente un acuerdo que garantizará a los socialistas el primer apoyo externo: el del único diputado del partido de Miguel Ángel Revilla