13 de junio de 2019
13.06.2019

El PSOE hace cuentas con la abstención del independentismo para investir a Sánchez

Coalición Canaria rechaza todo apoyo y UPN amenaza con votar en contra del candidato de los socialistas si estos no renuncian a gobernar Navarra

12.06.2019 | 23:18
José Luis Ábalos saluda al portavoz del PNV, Aitor Esteban, tras su reunión de ayer en el Congreso de los Diputados.

La abstención del independentismo comienza a ganar peso en los cálculos de los socialistas para la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

En el segundo día de contactos para recabar apoyos, el PSOE cosechó ayer la negativa frontal de Coalición Canaria (CC) a que sus dos diputadas voten a favor del candidato socialista. Con ello, tendrá que atraerse los dos votos de UPN, condicionados a que le cedan Navarra, o confiar en que ERC o JxCat, con cuyos representantes se verá hoy la portavoz Adriana Lastra, opten por abstenerse en la segunda votación, en la que basta con obtener más respaldos que rechazos.

El número tres del partido, José Luis Ábalos, fue el encargado ayer de la ronda de contactos para recabar votos para la investidura. Del PNV, cuyos seis diputados son una de las piezas claves en la suma del PSOE, mostraron su disposición al acuerdo, aunque sin garantía ninguna hasta concretar los detalles.

Posiciones territoriales

El único diputado del Partido Regionalista Cántabro (PRC), José María Mazón, fue más explícito y confirmó su apoyo a Pedro Sánchez a cambio de una serie de compromisos inversores, entre ellos el AVE a Santander, que hoy quedarán reflejados en un acuerdo que suscribirán ambas partes.

El PRC, que lidera Revilla, fue el primer grupo en confirmar su voto favorable, mientras sobre el resto hay inconcreción en unos casos y muchas dudas en otros.

El portavoz de Compromís, Joan Valldoví, otro con el que cuentan los socialistas, se mostró ayer convencido de que la investidura se consumará antes de agosto.

Unión del Pueblo Navarro (UPN) advirtió a Ábalos de que si su candidata María Chivite acaba gobernando la Comunidad Foral, con la abstención al menos de Bildu, votarán en contra de la investidura de Sánchez.

Las diputadas de Coalición Canaria, que está a punto de perder el Ejecutivo de las islas en beneficio del PSOE, mostraron un rechazo tan contundente a respaldar al aspirante socialista que quedaron fuera de una nueva ronda de contactos.

Pese a estas posiciones, Ábalos resumía ayer la jornada negociadora con la constatación de que "las fuerzas territoriales parecen tener más compromiso que otras nacionales" para poner en marcha la legislatura.

La hora de ERC y JxCat

El ministro de Fomento en funciones no descartó la inclusión de miembros de Podemos en un hipotético Gobierno de cooperación, pero más tarde ha explicado que sus palabras obedecen a que esa entrada es una potestad exclusiva de Pedro Sánchez y que, por tanto, no sabe qué hará.

Ábalos recalcó, además, que en las cuentas del PSOE para que la investidura de Sánchez sea efectiva y se conforme un Gobierno más pronto que tarde se tiene en cuenta a los 350 diputados, es decir, todos los del Congreso, incluidos los independentistas de ERC y JxCat, "eso es a lo que nos aboca la realidad, a lo que nos abocan los números", incidió.

Lastra informará hoy sobre las posiciones de los socialistas tras las reuniones que mantendrá con Gabriel Rufián (ERC) y Laura Borrás (JxCat). A ambos les recalcará el mensaje transmitido ayer por Ábalos: que la investidura se intentará con el apoyo de aquellas formaciones políticas que respeten la Constitución. La duda se mantiene pero esa abstención está en los cálculos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook