"La semana pasada proponían 4 años de Alcaldía para Villacís, hoy 2 años de Alcaldía de Villacís. En el día de mañana propondrán los días pares o impares. Esto son ocurrencias". Con estas palabras rechazó ayer la número dos del PP en el Ayuntamiento de la capital, Andrea Levy, la propuesta de Ciudadanos (C's) de que su candidata, Begoña Villacís, y el del PP, José Luis Martínez-Almeida, se turnen para gobernar, 2 años cada uno, el municipio. "Un baile de sillas", resumió.

Es la propuesta que ayer llevaron los naranjas a la negociación, dos días antes de que se constituyan los ayuntamientos, y que el dirigente de C's Miguel Gutiérrez presentó como de "enorme generosidad". Tras la reunión ambos partidos llegaron un preacuerdo programático, pero siguen muy alejados en la cuestión nuclear: quién debe ostentar la vara de mando. Aparte de que siguen necesitando a Vox, con quién todavía no se han reunido. La extrema derecha se abrió ayer a estudiar la propuesta de C's, pero siempre que acepten sentarse con ellos para explicársela.

Gutiérrez advirtió a Martínez-Almeida que "pondrá el riesgo el cambio" en la capital si no acepta su proposición. El dirigente de C's no entiende la "obsesión" del candidato del PP por convertirse en regidor, cuando el 26-M los populares obtuvieron el "peor resultado de su historia". Pero Levy le contestó que la exigencia de C's tiene su origen en "la frustración de Villacís de no conseguir más votos en las urnas y más concejales en el Ayuntamiento". "¿Cuál es el concepto de empate de Ciudadanos?", se preguntó la edil, al recordar que el PP sacó 83.000 votos y 4 concejales más que C's.

Con el PP, no, pero sí con el PSOE: el partido de Albert Rivera llegó ayer a un acuerdo con los socialistas para regir, 2 años cada uno, los ayuntamientos de Ciudad Real y Albacete. A cambio, C's apoyará un Gobierno del PSOE durante toda la legislatura en Guadalajara. El acuerdo permite desalojar al PP de tres importantes alcaldías de Castilla-La Mancha. Con el pacto, el PSOE se compromete a no gobernar con Podemos en ninguna capital de provincia, lo que únicamente podía ocurrir en Toledo, donde los 12 concejales obtenidos por el PSOE le permiten gobernar en solitario sin necesidad de sumar a los dos de la confluencia de izquierdas.

Mientras tanto, el alcalde de Valladolid en funciones, el socialista Óscar Puente, lamentó que al candidato de C's a la Junta, Francisco Igea, le hayan "torcido el brazo en Madrid". Para Puente, el principio de acuerdo alcanzado el miércoles entre C's y el PP "mata" la "esperanza" de Castilla y León. Igea llevas días en silencio, y fuentes de C's en Castilla y León lo atribuyen al malestar del candidato con el modo en que se ha fraguado el acuerdo con el PP.

Paralelamente, el juzgado de instrucción número 2 de Salamanca ordenó ayer el sobreseimiento libre y el archivo de las diligencias abiertas para investigar el proceso electoral de primarias del PP en Castilla y León, debido a que los hechos no tienen relevancia penal.