El Tribunal Superior de Madrid ha desestimado la recusación de la Abogacía del Estado contra el juez José Yusty, que paralizó de forma cautelar la autorización municipal para ejecutar las obras para la exhumación del dictador Francisco Franco. Así lo acuerda el Tribunal Superior de Justicia en un auto en el que rechaza la pretensión de la Abogacía del Estado y devuelve el procedimiento a José Yusty. La Abogacía del Estado recusó al magistrado al entender que no podía resolver este asunto tras haber publicado en 2007 un artículo contra la ley de memoria histórica impulsada por el gobierno socialista de José Luis Rodríguez Zapatero.