02 de julio de 2019
02.07.2019
La Opinión de A Coruña

España se queja de la "injerencia" del nuncio sobre la exhumación de Franco

Calvo anuncia una protesta formal ante el Vaticano tras decir Fratini que el traslado de los restos del dictador lo "resucita"

01.07.2019 | 22:54
Carmen Calvo.

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, mostró ayer el malestar del Ejecutivo con el Vaticano pordel proceso para exhumar los restos de Francisco Franco del Valle de los Caídos, paralizado cautelarmente por el Supremo. El Gobierno, avanzó, presentará hoy una queja formal ante laSanta Sede por una "injerencia" del nuncio en España, Renzo Fratini.

En declaraciones a los periodistas, Calvo confirmó que"ha sido una injerencia completamente impropia en asuntos de España", y agregó: "Nadie puede estar representando a otro Estado en un Estado diferente inmiscuyéndose en asuntos de esta naturaleza". Así, criticó que el nuncio vertiera "opiniones contrarias a una ley de nuestro país", pues la exhumación de los restos de Franco supone "la ejecución de una ley del Parlamento sin votos en contra". Fratini criticó al Gobierno por haber "resucitado a Franco" con su decisión de exhumar y trasladar los restos del dictador fuera del Valle de los Caídos."El nuncio se saltó una ley española y eso es completamente inusual en las relaciones diplomáticas; semejante intromisión no corresponde", subrayó, indignada.

Calvo dijo que el Gobierno se propone abordar cuanto antes con la Conferencia Episcopal la fiscalidad de la Iglesia Católica, para equipararla a la de países como Francia e Italia, con el fin de que contribuyan a la "justicia social"."Ya se lo dije al secretario de Estado del Vaticano (Pietro Parolin) y al presidente de la Conferencia Episcopal, que España quiere que la Iglesia católica tenga el mismo nivel de fiscalidad que tiene en Francia o Italia, ni más ni menos", dijo Calvo.

El secretario general de C's, José Manuel Villegas, pidió al Gobierno que "no sea tan susceptible" con las críticas del nuncio en España, y calcando lo dicho por Fratini, bromeó: "Igual de tanto darle vueltas acaban resucitándolo".

Vox rechazó la "injerencia" del nuncio apostólico en España, si bien, en el caso de la exhumación de Franco, coinciden con él en que "hay que respetar los derechos y la voluntad" de los familiares del dictador. El partido de Santiago Abascal asegura que no le gustan "las injerencias extranjeras en política nacional", y recuerda que ya denunció "la terrible injerencia en la conformación de gobiernos autonómicos y municipales" por parte del presidente de la República francesa, Emmanuel Macron. Fuentes de Vox añadieron a Europa Press que consideran "poco deseable la injerencia" de Fratini "sobre cuestiones como la política migratoria y la aplicación de leyes nacionales". "Hace solo unos días criticó también las leyes nacionales de Italia y Hungría", apunta Vox.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook