05 de julio de 2019
05.07.2019
La Opinión de A Coruña

La investidura de Ayuso en Madrid sigue en el aire por el choque de C's y Vox

Abascal advierte de que si hay gobiernos de izquierda será por culpa de Ciudadanos

04.07.2019 | 23:40
López Miras, ayer, dirigiéndose al Parlamento de Murcia.

Vox cumplió ayer su amenaza y tumbó la investidura del candidato del PP, Fernando López Miras, al votar en contra sus cuatro diputados, junto a los 17 del PSOE y los dos de Podemos. El aspirante popular, que solo necesitaba más votos a favor que en contra y le bastaba con que los ultras se abstuviesen, cosechó los 16 apoyos de su grupo y los seis de Ciudadanos (C's). El portavoz de Vox, Juan José Liarte, ya adelantó el voto en contra durante su intervención y la justificó por las presiones del líder de C's, Albert Rivera. "El obstáculo nos lo encontramos en el eje París-Madrid, no en el Grupo de C's en la región", resumió.

Vox logró sentarse ayer a la misma mesa con C's y PP en una larga reunión en la que, según los dirigentes nacionales del partido naranja, no se negoció nada. Durante su discurso, Liarte dio otra versión: "Ayer (por el miércoles) hablábamos de una coincidencia programática del 90%, ahora podemos hablar de una coincidencia del 95%. Estamos más cerca que nunca de la formación de un Gobierno". Y un minuto después lo remató: "Hoy (por ayer) vamos a salir de aquí sin formar Gobierno. Pero vamos a tener un Gobierno pronto". La líder de C's, Isabel Franco, reprochó a Vox su condición de "aliado del sanchismo y de la extrema izquierda".

La reunión para fraguar un acuerdo antes de la votación, acabó cuando el coordinador del grupo de Vox, Luis Gestoso, se convenció de que Franco no desobedecería a la dirección nacional de C's y no firmaría el documento programático "a tres" que la ultraderecha reclama para respaldar a López Miras.

El diputado de C's en el Congreso Miguel Garaulet explicó que la reunión se celebró para responder a la exigencia de Vox de que los tres partidos se sentaran a la misma mesa a fin de hacer partícipe a Vox del acuerdo entre PP y C's, que tiene un "85 % de coincidencia" con el borrador de pacto entre populares y ultraderechistas.

Lo ocurrido en Murcia es un serio aviso para el PP de la Comunidad de Madrid, donde puede ocurrir lo mismo cuando Isabel Díaz Ayuso (PP) se someta a la investidura la semana que viene con el soporte de un acuerdo con C's que, sin los votos a favor de Vox, no la hará presidenta.

En Murcia se abrirá la próxima semana una nueva ronda de consultas. Si el 2 de septiembre no hay presidente, se repetirán las elecciones. El PSOE pidió anoche a la Cámara murciana que proponga al aspirante socialista, Diego Conesa, como candidato a la investidura.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook