27 de julio de 2019
27.07.2019
Compás de espera tras el fracaso de la investidura

El Rey retrasa los contactos para dar tiempo a los partidos

Sofía Acedo, del PP, propone a Casado como candidato para un Gobierno alternativo si Felipe VI le designa y luego rectifica

26.07.2019 | 23:47
El Rey y la presidenta del Congreso, ayer en la Zarzuela.

El Rey no iniciará "por el momento" nuevas consultas con los partidos tras la investidura fallida de Pedro Sánchez y les da tiempo para constatar si más adelante es posible proponer un candidato que cuente con los apoyos necesarios o, de lo contrario, se convocarían unas nuevas elecciones. La decisión del monarca llegó en un comunicado de la Casa del Rey difundido tras una reunión del jefe del Estado ayer en la Zarzuela con la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, en la que ésta le comunicó la investidura fallida de Pedro Sánchez. Felipe VI trasladó a Batet que no iniciará ahora nuevas conversaciones con los representantes de los partidos, "de manera que las formaciones puedan llevar a cabo las actuaciones convenientes a los efectos de lo previsto en el artículo 99 de la Constitución", que es el que regula la elección del jefe del Gobierno. El Rey, que pidió a Batet que traslade esta decisión a los partidos, mantendrá un contacto "regular y permanente" con la presidenta del Congreso en relación con el procedimiento que regula ese artículo. Eso supone, según Zarzuela, que si se le trasladara que hay un candidato que podría tener mayoría necesaria, podría convocar esas consultas en cualquier momento. "Antes de que acabe el plazo constitucional de dos meses desde la primera votación de investidura, Su Majestad el Rey hará nuevas consultas", añade. El plazo límite para elegir presidente y evitar la convocatoria de unos comicios, es el 23 de septiembre, dos meses después de la primera votación de investidura fallida de Sánchez.

La secretaria de Inmigración del PP, Sofía Acedo, anunció que su partido dará "un paso adelante" si el Rey designara a Pablo Casado candidato para "liderar un Gobierno alternativo". "Tenemos una responsabilidad que pasa por no celebrar unas cuartas elecciones generales en cuatro años", dijo Acedo, quien, más tarde, rectificó. La dirigente del PP dijo que con sus declaraciones pretendía, irónicamente, "poner al PSOE frente al espejo". Pero, después, añadió: "Por ser el PP, tenemos que dar estabilidad al Gobierno e intentar evitar unas cuartas elecciones".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook