14 de agosto de 2019
14.08.2019
Pleno de investidura

Díaz Ayuso se compromete a cumplir "en su totalidad" el acuerdo con Vox

"No vamos a ceder a ningún chantaje ni que nos traten de apestados", avisa la portavoz de Vox

14.08.2019 | 12:37
Monasterio: "Hemos venido a limpiar la ciénaga".

La candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, se ha comprometido este miércoles a asumir y cumplir "en su totalidad" el acuerdo que les ha trasladado la portavoz de Vox, Rocío Monasterio, cuyos votos ha pedido "de manera humilde y sincera".

De esta forma lo ha expresado en la réplica a la intervención del portavoz de Ciudadanos, Ignacio Aguado, en la segunda y última sesión del debate de investidura en la Asamblea de Madrid, donde previsiblemente Díaz Ayuso será elegida presidenta regional con los votos de Ciudadanos y Vox.

Después de semanas de negociaciones para alcanzar un acuerdo de investidura, ha garantizado a Ciudadanos y a Vox que "tanto un proyecto como el otro se van a cumplir".

La aspirante del PP a la Presidencia regional ha prometido llevar a cabo el acuerdo de 155 medidas que han rubricado Ciudadanos y el PP.

Al PP y a Ciudadanos, ha explicado Díaz Ayuso, los une "un proyecto común" que se basa en la Constitución, la igualdad y la libertad de todos los ciudadanos, la unidad de España y el respeto a los símbolos, a la Corona y a la convivencia.

Se ha mostrado segura de que hoy nacerá un Gobierno de centro derecha y liberal, que va a saber "gobernar para todos", a diferencia de lo que -a su juicio- ocurriría si los grupos de la izquierda tuvieran la ocasión de presidir y gobernar la Comunidad de Madrid.

"Es un reto apasionante tener el privilegio y el honor de presidir el primer Gobierno en coalición de la historia de la Comunidad de Madrid", ha señalado Díaz Ayuso.

El Ejecutivo del PP y Ciudadanos hará "un ejercicio de responsabilidad, sensatez y respeto a los ciudadanos" que traerá "grandes cotas de prosperidad" a la región, ha afirmado.

"En sus compañeros de Gobierno y en el grupo parlamentario del PP encontrarán a aliados que buscamos que este proyecto salga adelante por el bien de todos", ha añadido.

Ha aseverado que este proyecto se va a dirigir "con sensatez y con moderación" y será "el contrapeso a los desmanes del Gobierno de España si sigue en manos del PSOE y de los socios de viaje que va a tener que llevar adelante".


Monasterio advierte de que no son "socios" de PP y Cs

La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha advertido a PP y Ciudadanos de que no son sus "socios" y les ha acusado de "no tener sillones para tantas consejerías", aunque prefieren brindar su apoyo a la candidata del PP, Isabel Díaz Ayuso, a ser el "baluarte de las políticas radicales de la izquierda".

Durante su discurso en el debate de la segunda sesión del Pleno de investidura de este miércoles, Monasterio ha destacado la capacidad de diálogo que ha tenido su partido para que hoy se pueda investir a Ayuso.

"Entre ser el baluarte de las políticas de la izquierda y sus ideas totalitarias y permitir un gobierno del PSOE, ante eso sin lugar a dudas preferimos facilitar la investidura de Díaz Ayuso en la Comunidad, siempre que respete la representatividad de sus votantes en su justa representación. No queremos se sus socios", ha lanzado.

Monasterio ha incidido en que su compromiso con Ciudadanos y PP termina hoy, cuando acabe las votaciones, y que después su partido no dejará de trabajar "por España".

Así, ha reflejado lo poco oportuno que la administración pública aumente de 9 a 13 consejerías que, a su juicio, irán acompañadas de viceconsejeros, directores generales. "No van a tener sillones para tantos consejeros", ha ironizado.

En este punto, ha avisado de que no van a permitir "ni cordones sanitarios" ni que ningún partido les traten como si fueran "apestados". "No retrocederemos ni un milímetro la defensa de nuestros votantes y las ideas que nos han traído hasta aquí, no cederemos ante las extorsiones ni a ningún chantaje", ha aseverado.

Su partido, ha dicho, se debe al "español corriente y común", al que se le dice que es un "facha" o un "nazi" y que le tienen "olvidado".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook