20 de agosto de 2019
20.08.2019

Junqueras se abre a elecciones como respuesta a la sentencia del 'procés'

El líder de ERC se desmarca de la confrontación de Puigdemont con el Gobierno central y llama al diálogo y a una participación plural en la celebración de la Diada

19.08.2019 | 23:48
Oriol Junqueras.

El encarcelado líder de Esquerra Republicana de Catalunya (ERC), Oriol Junqueras, abrió ayer la puerta a una convocatoria de elecciones catalanas anticipadas como respuesta del independentismo a la sentencia del Tribunal Supremo sobre el procés, que se espera para las próximas semanas.

La convocatoria de elecciones es competencia del presidente de la Generalitat, Joaquim Torra, quien encabeza un Ejecutivo de coalición de Junts per Catalunya (JxC) con ERC, formación desde la que numerosas voces han expresado que si el Govern no logra aprobar los presupuestos autonómicos de 2020, debería adelantar los comicios. Las cuentas públicas de la Generalitat no han sido renovados desde 2017 y el nuevo proyecto presupuestario tiene muy difícil su aprobación, salvo que Torra logre el concurso de la CUP, hoy por hoy muy problemático.

En una entrevista con Catalunya Ràdio, Junqueras, que contestó por carta a las preguntas de la emisora, se ha desmarcado de la estategia de confrontación con el Gobierno central alentada desde Bélgica por el expresidente Puigdemont.

Junqueras insistió en que la solución a la crisis política catalana solo se alcanzará a través del "diálogo", el único medio, precisó, por el que "se llega a consensos con todos los ciudadanos, porque tenemos la obligación de dirigirnos a todos, a los independentistas y a los que aún dudan".

Respecto a las divisiones en el seno de los independentistas sobre la Diada del próximo 11 de septiembre, el dirigente republicano invitó a los ciudadanos de todo signo a acudir porque, aseguró, es la celebración de todos los catalanes, "piensen como piensen".

En las últimas semanas se ha abierto una agria polémica entre la Asamblea Nacional Catalana (ANC), entidad organizadora de la manifestación de la Diada, y destacados representantes de las fuerzas políticas secesionistas, en particular de ERC. La controversia ha puesto de manifiesto visiones divergentes respecto a las vías por las que deben discurrir los próximos pasos del secesionismo y, en esencia, el grado de confrontación o entendimiento que ha de manternerse con las instituciones estatales.

"La Diada tiene que ser un día de fiesta y reivindicación que sume y no reste", reclamó Junqueras. "Lo sabe todo el mundo. Íbamos a manifestaciones del 11-S cuando éramos 5.000 personas", insistió el líder republicano, quien precisó que respeta la decisión de quienes no quieran ir.

Entre tanto, Torra visitó ayer a Junqueras y al resto de líderes independentistas que se encuentran encarcelados en la prisión barcelonesa de Lledoners. Torra, que no hizo declaraciones ni al entrar ni al salir, permaneció en el centro penitenciario casi cinco horas.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook