22 de agosto de 2019
22.08.2019

El Gobierno podría sancionar a Open Arms, que lo acusa de rendirse a Salvini

Los 83 migrantes serán acogidos por cinco países, entre ellos España

|| PP y Cs piden que Sánchez explique al Congreso su gestión del caso

21.08.2019 | 23:33
Migrantes rescatados por el 'Open Arms', ayer en Lampedusa.

El final feliz al drama del Open Arms se vio empañado ayer por la intensificación de la dura batalla política incubada a su alrededor en los últimos días. Mientras los 83 migrantes que el martes por la noche desembarcaron al fin en Lampedusa (Italia) pasaban su primer día en tierra europea, el Gobierno amenazó con sanciones de hasta 900.000 euros a la ONG titular del barco, resaltando que no está autorizado a hacer rescates sino solo a aportar ayuda humanitaria.

La organización humanitaria acusó, por su parte, al Ejecutivo de plegarse a las políticas del ministro del Interior italiano, Matteo Salvini, en tanto que PP y Cs exigieron al presidente del Gobierno que comparezca en el Congreso para explicar su gestión del problema migratorio en el Mediterráneo, que también ha sido cuestionada desde Unidas Podemos.

La odisea de los 83 migrantes del Open Arms terminó el martes por la noche cuando la Fiscalía italiana ordenó su atraque en el puerto de Lampedusa y el desembarco de los náufragos rescatados desde el 1 de agosto, pese a la prohibición establecida por el Ejecutivo italiano. La oficina del fiscal ordenó también la incautación del buque mientras dure la investigación que lleva a cabo para esclarecer un presunto delito de secuestro de personas. Los migrantes serán reubicados en España, Francia, Alemania, Portugal y Luxemburgo, según confirmó la Comisión Europea.

Fue la vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen Calvo, la encargada de lanzar la advertencia de sanción a la ONG. Solo "tiene licencia para ayuda humanitaria, para transporte de víveres", declaró. Respecto a la intención manifestada por el capitán del barco, Óscar Camps, de seguir haciendo rescates una vez que la fiscalía italiana levante la incautación del navío, Calvo puntualizó que "el propio señor Camps ya dijo que no estaba en condiciones de navegar", en alusión a la negativa del capitán a aceptar la propuesta que le hizo el Gobierno el fin de semana de dirigirse a un puerto balear.

En respuesta a las palabras de Calvo, Camps acusó al Gobierno de actuar a las órdenes de Salvini. La ONG precisó que no hay abierto "el más mínimo procedimiento penal" contra ningún miembro de esa organización.

PP y Cs han registrado entre tanto una solicitud "urgente" para que el presidente del Ejecutivo en funciones, Pedro Sánchez, explique en un pleno extraordinario del Congreso los "cambios en la posición del Gobierno respecto a la crisis migratoria en el Mediterráneo", así como la "inacción" que atribuyen al Ejecutivo ante "la actuación de las mafias". El dirigente del PP Pablo Montesinos acusó a Sánchez de no estar "a la altura de las circunstancias" y le instó a "dar la cara".

Desde Unidas Podemos, su portavoz adjunta en el Congreso, Ione Belarra, aseguró que le habría gustado que el Gobierno hubiera sido "la mitad de duro" con Salvini de lo que está siendo con Open Arms.

Entre tanto, otro barco español de Salvamento Marítimo Humanitario (SMH) intentará zarpar el día 27 con el permiso de poder rescatar en el Mediterráneo, donde otros 356 migrantes navegan desde hace días en el Ocean Viking a la espera de puerto seguro.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook