25 de agosto de 2019
25.08.2019

Miles de personas marchan a Irún sin incidentes contra la cumbre del G7

Opositores a la reunión de Biarritztiñen de verde la ría de Bilbao

24.08.2019 | 22:49

Miles de personas „15.000 según los organizadores, 9.000 para la Policía francesa„ marcharon ayer pacíficamente desde Hendaya (Francia) hasta Irún (Guipúzcoa) en protesta por la cumbre del G7 que se celebra en la ciudad gala de Biarritz. La marcha, remate de la cumbre alternativa al G7, se desarrolló entre una discreta vigilancia policial, aunque la zona está blindada por 20.000 agentes „13.000 franceses y 7.000 españoles„ que esta semana han filtrado el acceso de posibles activistas violentos a la zona.

De hecho, el viernes por la noche sí que hubo altercados, saldados con 17 detenidos y 21 heridos leves, cuatro de ellos policías, en la localidad vasco francesa de Urrugne, emplazamiento de uno de los campamentos de la contracumbre. También se registraron incidentes cuando un grupo intentó cortar la autopista A63, que enlaza con España.

La marcha discurrió bajo el lema "No al G7, construyendo otro mundo" y los manifestantes portaban banderas de sindicatos, ikurriñas, banderas de Navarra y enseñas feministas, así como carteles contra el cambio climático y en favor de los refugiados y migrantes irregulares. Entre los asistentes figuraban dirigentes de la izquierda abertzale, como la portavoz de EH Bildu en el Congreso, Mertxe Aizpurua. Los dirigentes de la manifestación se pronunciaron a favor de "propuestas para acabar con el sistema patriarcal, para lograr la acogida a personas migrantes y refugiadas, y para lograr un desarrollo sostenible con soberanía alimentaria". También criticaron el masivo despliegue policial en torno a la reunión de los líderes mundiales, afirmando que si tienen que "bunkerizar" la cumbre de Biarritz, "será que están tan alejados del pueblo, que cada vez se parecen más a los señores feudales".

Horas después del final de la manifestación, un grupo de unas decenas de personas protestó en la localidad vascofrancesa de Bayona contra el G7, siendo dispersados por la Policía con camiones de agua y gases lacrimógenos.

En Bilbao, opositores a la reunión del G7 tiñeron de verde la ría a su paso por el casco viejo de la ciudad. En una reivindicación de su acción difundida a través de las redes sociales aseguraron que la tinción se llevó a cabo con un colorante inocuo, lo cual fue confirmado por el Gobierno de Vitoria.

La circulación fronteriza no registró colas en Irún en las primeras horas, aunque sí en el paso catalán de La Jonquera (Gerona), donde hubo retenciones de cinco kilómetros en la AP-7 y de dos kilómetros en la N-II. Interior había recomendado a los automovilistas que evitasen cruzar a Francia por el País Vasco y Navarra.

Ladillo

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook