26 de agosto de 2019
26.08.2019
La Opinión de A Coruña

Rajoy receta "prudencia y paciencia" para encontrar salida a la crisis política

Considera "una buena decisión" que Sánchez gobierne "con sus presupuestos" prorrogados || "Por si acaso alguien cree que me refiero a alguien, tiene razón", dijo

25.08.2019 | 23:41
Manuel Baltar, Ana Pastor, Rajoy y Feijóo se hacen una foto con un sacho-palo selfi, ayer, en Leiro.

El expresidente del Gobierno, Mariano Rajoy, reapareció ayer después de tres meses fuera de los objetivos de las cámaras y lo hizo para, con su habitual ambigüedad, lanzar un mensaje cuyo destinatario no aclaró, aunque sí hizo explícito que, en efecto, sus palabras tenían destinatario. Durante su lectura del pregón de la Romería del Vino en Leiro (Ourense), un pueblo de 1.500 habitantes, Rajoy recomendó "prudencia y paciencia" en la actual situación política, marcada por la amenaza de repetición de elecciones generales.

La prudencia y la paciencia, explicó con retranca el expresidente, son virtudes que conocen bien los cosecheros de vino, "quienes saben que el buen fruto solo llega después de un gran esfuerzo", explicó. "Ojalá estuvieran más presentes en las vidas de todos", reclamó. Llegado a este punto, Rajoy no quiso dejar dudas en los oyentes pero sin mencionar el nombre específico: "Por si acaso alguien cree que me refiero a alguien, tengo que decir que tiene razón".

Ya pronunciado el pregón, no faltaron periodistas que intentaron arrancarle más declaraciones políticas. Pero, haciendo honor a las virtudes que acababa de recomendar, declinó ofrecer cualquier consejo para resolver la crisis política abierta por la falta de entendimiento entre el PSOE y Podemos para formar Gobierno. "Un domingo a estas horas... No quisiera parecer descortés, pero...", dijo y zanjó el asunto.

Tan solo se permitió un chascarrillo cuando alguien le preguntó por los Presupuestos Generales del Estado, dado que el actual Gobierno está funcionando con una prórroga de los últimos aprobados por el PP y que la coyuntura de los próximos meses oscurece la aprobación de unos nuevos a tiempo. Sería "una buena decisión seguir con los míos", ironizó.

Elixir de dioses

En su pregón, ensalzó el vino y a sus productores. Definió a los cosecheros como "hacedores de vinos, creadores de sabores, arquitectos del paisaje y creadores de sueños" y al vino "como un elixir que para muchos es de dioses, pero que nos vuelve a todos más humanos. Compañero de celebraciones, generador de conversaciones, sellador de pactos y hasta detector de mentiras. Todo eso se encierra en uno de los inventos más antiguos de la historia. Y muchas historias se han encerrado también en algunas botellas".

El expresidente del Gobierno y el exlíder del Partido Popular recordó abiertamente a "aquellos intelectuales que se metieron" con él tras su sonoro "¡Viva el vino!", pronunciado en 2007 en un acto en Ciudad Real. Aseguró que se sentía orgulloso de aquel discurso y acabó repitiendo la proclama: "¡Viva el vino del Ribeiro y viva Leiro!".

Al finalizar el pregón, la localidad ourensana celebró el tradicional desfile de carrozas, en presencia de las autoridades, momento que numerosas personas aprovecharon para tomarse una instantánea con Rajoy antes de continuar su recorrido por las calles de Leiro. El líder del PP se mostró amistoso y saludó y se fotografió con todos los que se lo pidieron.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook